Tráfico utilizará drones y más radares para frenar la alta siniestralidad vial

Asturias cerró 2017 con 27 muertos en carretera, uno más que en 2016. En el conjunto del país la cifra de fallecidos se elevó 1.200, el peor registro en un lustro

A. SOTO MADRID.

El número de muertos en accidentes de tráfico en las carreteras interurbanas asturianas ascendió el pasado año a 27, uno más que en 2016, según el balance provisional facilitado ayer en rueda de prensa por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano. En el conjunto de España, el número de muertos bajó el año pasado en siete autonomías, sobre todo en Galicia y la Comunidad Valenciana, se mantuvo sin variaciones en Baleares y subió en el resto, especialmente en Castilla-La Mancha y Madrid.

2017 cerró con 1.200 fallecidos, lo que supone 39 más que en 2016 (un 3,35%) y convierte al año que acaba de finalizar en el segundo ejercicio consecutivo con una alza en la siniestralidad vial. Los malos datos han encendido las alarmas en la Dirección General de Tráfico. Los 1.200 fallecidos en vías interurbanas es la peor cifra del último lustro y un 3% más que en 2016, cuando murieron 1.161. El director general de la DGT, Gregorio Serrano, achacó este repunte al aumento de los desplazamientos y al incremento en el número de vehículos y también adelantó que su departamento, entre otras medidas, instalará más radares y utilizará drones para mejorar el control del tráfico. En concreto, la DGT ubicará en las vías convencionales 60 nuevos radares móviles, la mayoría de ellos, de tramo, que miden la velocidad durante una determinada distancia, y no solo en un punto concreto, lo que los hace más fiables. Además, la sanción ya no se notificará solo por carta, sino que una agrupación de la Guardia Civil que se situará a unos centenares de metros parará al instante al vehículo, «de manera que también se evitará que el conductor real pueda alegar que no era él quien manejaba el vehículo en el momento de la infracción». «En España hay 27 radares por millón de habitantes frente a los 73 de media en la Unión Europea. Y además, la gente tiene que saber que el 100% del dinero de las multas se dedica a la seguridad vial», resaltó.

En cuanto a los drones, Tráfico prevé que también tengan una función de control, es decir, que puedan poner multas, igual que actualmente ocurre con los helicópteros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos