Este es el tramo más peligroso de las carreteras asturianas

El punto con mayor siniestralidad del país es el kilómetro 12 de la A-55, a la altura de Mos, en Pontevedra

EUROPA PRESS

El informe de 2017 de Automovilistas Europeos Asociados sobre 'Las carreteras más peligrosas de España' ubica uno de estos puntos conflictivos en Asturias. Se trata concretamente del punto kilométrico de la N-632, que comunica Villaviciosa con Gijón, a la altura de la desviación de Pola de Siero. Este tramo suma 13 accidentes y 21 víctimas.

No obstante, según el estudio (que detalla 190 puntos negros), el tramo de carretera más peligroso de todo el país se encuentra en la provincia de Valladolid. Es el kilómetro 358 de la N-122. Tiene un índice de peligrosidad muy superior a la media nacional. En total, en el periodo 2011-2015 se han registrado en este tramo un total de 29 accidentes en los que se han producido 42 víctimas entre heridos y fallecidos, pese a tratarse de una vía con un tráfico diario de 349 vehículos.

Pese a ello, el tramo de la N-122 no es el punto con mayor siniestralidad del país, sino que es el kilómetro 12 de la A-55, a la altura de Mos, en Pontevedra, el que vuelve a registrar un año más el mayor número de accidentes con heridos o víctimas mortales, un total de 110 accidentes y 189 víctimas.

Otros tramos que revisten especial peligrosidad, según el informe, son el kilómetro 439 de la N-330, en Zaragoza, con 3 accidentes y 3 víctimas mortales (y solo 191 vehículos al día); el kilómetro 467 de la misma carretera, con 4 accidentes y 6 víctimas; y el kilómetro 37 de la N-632, en Asturias, con 5 accidentes y 2 víctimas, entre los cinco primeros.

Según el estudio, Castilla y León, con 41 tramos; Aragón, con 32 tramos; Castilla-La Mancha, con 23 tramos; y Asturias, con 22 tramos; son las regiones con más puntos kilométricos entre los 140 más peligrosos del país.

Crecen los puntos negros

Por otro lado, AEA señala que, pese a que la peligrosidad de las carreteras españolas que muestra el informe "se mantiene estable" respecto a ediciones anteriores, la de los puntos más conflictivos (los que superan en más de 10 veces la media nacional), no obstante, muestra un incremento.

Muestra de ello, según destacan, es el incremento de "puntos negros" identificados en el estudio desde los 140 del año pasado a 190 en este. En total, en los tramos que figuran en el informe, acumulan 1.306 accidentes y 2.044 víctimas en el quinquenio 2011-2015.

"Este hecho evidencia que la reducción presupuestaria destinada al mantenimiento de las carreteras está afectando negativamente a la seguridad vial de nuestro país --aseguran desde la asociación--. Si se mantienen los recortes presupuestarios en la conservación de la red de carreteras, se puede producir un indeseado repunte de la siniestralidad".

En este sentido, critican que 26 de los 190 tramos identificados aparecían ya en el informe del año pasado y que en 13 de ellos "ha aumentado la peligrosidad" respecto del último informe. Aún así, en muchos de ellos "la DGT ha aumentado su vigilancia desplegando nuevosradares móviles", según señalan.

En general, prácticamente todos los puntos kilométricos que figuran entre los más peligrosos del país son carreteras convencionales o desdobladas (185 de 190) y las excepciones son cinco tramos de autovía (el kilómetro 123 de la A-44 en Granada, el 0 de la GR-16 en Granada, el 12 de la A-55 en Pontevedra, el 0 de la A-77A en Alicante y el 0 de la A-77 en Alicante).

En este sentido, el documento presentado por AEA destaca una mejoría de la accidentalidad en los tramos de autopista, con un 11% menos en el índice medio de peligrosidad.

"Aún así, en el periodo analizado 2011-2015 se han localizado 40 tramos de autopistas de peaje que, aún siendo unas infraestructuras muy seguras, tienen unos índices de peligrosidad que superan cuatro veces el índice de peligrosidad medio, en los que en cinco años se han registrado 626 accidentes y 1.034 víctimas, la mayoría de ellos de carácter leve (983)", señalan.

Entre los tramos de autopista más peligrosos figuran el kilómetro 33 de la AP-41, en la provincia de Toledo, que supera en 19 veces el índicenacional medio; y, pese a no tener un índice de peligrosidad tan elevado por la elevada intensidad del tráfico, el 161 de la AP-7, en Barcelona, con 81 accidentes y 108 víctimas, la mayoría heridos leves (105).

Fotos

Vídeos