El trampeo por atrayentes frente al avispón asiático

Nido de avispón asiático. / NEL ACEBAL
Nido de avispón asiático. / NEL ACEBAL

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

La empresa pública Sociedad de Servicios del Principado de Asturias (Serpa) ha recibido la encomienda de gestión para eliminar la 'Vespa velutina', comúnmente llamado avispón asiático. Para atacar esta especie invasora sí existe una estrategia nacional, pero el Ministerio de Medio Ambiente no ha tomado una actitud proactiva para trabajar con las distintas comunidades autónomas. Parece que esta situación ha cambiado, después de que representantes de Asturias y Cantabria se reunieran con responsables ministeriales para trabajar en conjunto.

Pero, ¿qué es lo que se va a hacer? En el Principado se ha decido cambiar un poco esa estrategia y el ministerio acometerá un proyecto de investigación para la utilización de trampas que permitan eliminar los avispones. La novedad es que será un trampeo con atrayentes, que se considera más efectivo que el mero hecho de eliminar los nidos que se localicen. Hay que tener en cuenta que hay muchos nidos a más de 30 metros de altura, lo que dificulta su detección.

El avispón asiático llegó a Europa en un contenedor procedente de Yunnan (China). Lo hizo en 2004, al puerto francés de Burdeos. En 2010, la especie ya estaba en Amaiur (Navarra) y se localizó en San Tirso de Abres el 31 de julio de 2014. Desde entonces, las autoridades asturianas han tratado de atajar el problema, ya que este avispón tiene su alimento fundamental en las abejas melíferas, es decir, las productoras de miel, amenazando gravemente la apicultura. El año pasado, en la región fueron detectados más de 400 nidos de 'Vespa velutina'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos