Transinsa refuerza su dirección con María Fernández para dar el salto nacional

María Fernández. /  M. ROJAS
María Fernández. / M. ROJAS

La médica, ex directora general de Asistencia Sanitaria en el gobierno de Foro, ayudará a pilotar el crecimiento de la empresa fuera de Asturias

CRISTINA TUERO GIJÓN.

La empresa concesionaria del servicio de ambulancias del Principado, Transinsa, acaba de nombrar como directora general a María Fernández. Médica de profesión, era hasta finales de febrero la jefa de Servicio de Atención al Ciudadano del Área Sanitaria I, cargo que ha dejado para dar el paso al sector privado con el objetivo de pilotar el salto empresarial a nivel nacional.

Fernández cuenta con una dilatada trayectoria profesional. Comenzó como médica de Atención Primaria y ha sido inspectora del Insalud entre 1992 y 2007 y coordinadora de Gestión Asistencia del Sespa de 2007 a 2011, además de director general de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad con el Gobierno de Foro. Posteriormente ha ejercido su profesión, primero, en el Hospital Central de Asturias y, posteriormente, en el Área Sanitaria I (Hospital de Jarrio). La resolución con su cede en la jefatura de servicio del Área I fue publicada el pasado 28 de febrero en el Boletín Oficial del Principado.

Su experiencia la convertía en la «candidata perfecta» para dirigir «el camino de profesionalización en el que estamos inmersos, al tener una visión general, no solo del servicio, sino también de la sanidad en general, lo que nos permitirá ampliar nuestros servicios», explica el consejero delegado de Transinsa, Carlos Paniceres.

Con su incorporación, el consejo de dirección de las ambulancias contará con un 40% de mujeres

Pero, sobre todo, María Fernández será una de las protagonistas del crecimiento de la empresa a nivel nacional. Porque Transinsa negocia en estos momentos la posible adquisición de otra compañía fuera del Principado también relacionada con el ámbito del transporte sanitario. Un reto que «la atraía y que encajaba a la perfección en nuestra proyección empresarial». La nueva directora general, que lleva trabajando desde el 1 de marzo, llega también para reforzar y complementar el trabajo del propio consejero delegado de Transinsa. Porque Carlos Paniceres, recientemente elegido como vicepresidente de Fade, ha comenzado a asumir otro tipo de responsabilidades institucionales que le quitarán tiempo para dedicarse, como hasta ahora, a la empresa.

«Este es un negocio muy demandante. Nunca cerramos. En los últimos 19 años llevamos 24 horas, 365 días al año y eso implica un nivel de dedicación muy intensa», afirma. Paniceres, además, presentará su candidatura a la presidencia de la Cámara de Comercio de Oviedo, en un proceso en el que espera lograr un «consenso mayoritario» y, también, que se desarrolle de una manera «sosegada».

450 personas en plantilla

Con la incorporación de María Fernández, el consejo de dirección de Transinsa quedará integrado por un total de siete personas, tres de ellas mujeres; junto a ella están Raquel Villa, en Recursos Humanos, y Miriam Serna, como secretaria general.

La empresa de las ambulancias de Asturias tiene actualmente en plantilla a unas 450 personas y trabaja con un total de 220 vehículos. Su parte de servicios contabiliza un total de 365.000 al año, es decir, asumen unos mil servicios diarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos