Trece kilómetros de atascos en la autovía del Cantábrico

La playa de San Lorenzo de Gijón llena de usuarios. / PALOMA UCHA
La playa de San Lorenzo de Gijón llena de usuarios. / PALOMA UCHA

La salida de las playas generó retenciones entre Colunga y Villaviciosa en una jornada muy calurosa

M. MORO GIJÓN.

Las primeras grandes congestiones de tráfico del verano se produjeron a lo largo de la tarde noche de ayer en la autovía del Cantábrico (A-8) en sentido Oviedo coincidiendo con la tromba de salida de usuarios de las playas. Hasta trece kilómetros de tráfico lento se registraron entre Colunga y Villaviciosa, según informó la Dirección General de Tráfico a través de la web.

En esta misma vía se produjo un accidente de tráfico en el que se vieron implicados dos turismos. El siniestro, en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil pero sin que hubiera que lamentar heridos, tuvo lugar a la altura del kilómetro 346. Fue alrededor de las tres de la tarde.

El buen tiempo se reservó para este fin de semana de mediados de julio en el que muchas localidades celebraban además sus fiestas en honor a la Virgen del Carmen. Los cielos empezaron a despejarse el viernes y, tras un sábado veraniego, el domingo se volvió a repetir la tónica con temperaturas que rozaron los 25 grados en la costa y los 30 en algunos puntos del interior. Fue el caso de Cangas del Narcea, donde la tradicional Descarga se vivió con máximas de 28 grados, o Langreo, que vio cómo sus termómetros marcaban los 27 grados.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para hoy, en Asturias cielo poco nuboso en general, con intervalos de nubes bajas al principio en los valles interiores y nubosidad de evolución diurna en la cordillera que podría dar lugar a chubascos ocasionales con tormenta. Temperaturas en ascenso y vientos flojos de dirección variable.

En cuanto a las temperaturas en las principales ciudades de la región, Oviedo registrará una mínima de 17 grados y una máxima de 28; en Gijón se oscilará entre la mínima de 18 y la máxima de 24, y Avilés entre una mínima de 16 y una máxima de 25. El sol y el calor para disfrutar de la fiesta del Carmín de la Pola está garantizado.

El tiempo volverá a torcerse a partir del martes cuando se espera la aparición de precipitaciones débiles en algunos puntos. Este empeoramiento continuará los días siguientes, según los pronósticos, ya que se prevé agua para el miércoles, el jueves y el viernes. Por tanto, para decepción de los amantes de la playa Asturias entrará en el próximo fin de semana con los cielos encapotados.

Fotos

Vídeos