Rajoy anuncia que el tren a Madrid tardará media hora menos a final de año

Mariano Rajoy, en su visita a León. /EFE.
Mariano Rajoy, en su visita a León. / EFE.

Asegura que el nuevo sistema entre Valladolid y León reducirá diez minutos «en los próximos meses» y hoy se licitan las vías de León-La Robla

R. MUÑIZ GIJÓN.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, transformó ayer una equivocación en una serie de anuncios. En diciembre escribió en la prensa inglesa un artículo reconociendo a Gran Bretaña como la «cuna del parlamentarismo», título que reivindica León por las Cortes celebradas en 1188 bajo el reinado de Alfonso IX. Para enmendar el agravio, el presidente visitó la capital vecina y se comprometió con los trabajos ferroviarios en curso.

«Las obras de integración quedarán concluidas este año», ratificó. «Estamos hablando de la supresión del 'fondo de saco', lo que supone un ahorro de entre quince y veinte minutos en el viaje entre Madrid y Asturias». A ese recorte habrá que sumar otro, de «unos diez minutos, cuando en los próximos meses se termine la implantación del sistema ERTMS» entre Valladolid y León.

Este sistema de control de la conducción es el propio de la alta velocidad, y permite a los maquinistas avanzar siguiendo las pautas que les indica la pantalla del cuadro de mandos, sin tener que estar así esforzando la vista para detectar las señales luminosas a los lados de la vía. El ERMTS controla el avance de la máquina y, en caso de que el conductor se despiste y no vaya a la velocidad predeterminada, detiene el convoy. Sin él, el ferrocarril no puede pasar de los 200 kilómetros por hora. En las pruebas que se están realizando estos días, con el nuevo sistema, la Serie 114 ha alcanzado los 250, mientras la 112 supera los 300, según indicó 'Diario de León'.

Rajoy avanzó además que hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE) convocará la licitación de las obras del tramo León-La Robla. El tramo será reformado, con 40 millones de obra en la vía y doce meses de plazo. El objetivo es elevar la velocidad de este tramo de 20,2 kilómetros, y dejar una doble vía de 'triple hilo', esto es, tres carriles que permitan el paso tanto de servicios en ancho convencional (o Renfe) y en internacional (o estándar). En su última visita, el ministro Íñigo de la Serna confió que su objetivo es tener adjudicadas las obras en septiembre, para que empiece la obra a finales de año y las primeras circulaciones en pruebas sean a inicios de 2020. Hay también otros 40 millones para otras mejoras del tramo.

El calendario que maneja Fomento incluye licitar las vías de la variante de Pajares en febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos