Tres miembros de una familia murieron en Piedeloro en 2013

Apenas un kilómetro y medio de distancia separa el lugar en el que ayer se produjo el fatal accidente en el que murió un ovetense con el que en 2013 se cobró la vida de tres miembros de la misma familia. Avelino Álvarez Cuervo, de 75 años, su hijo Manuel Avelino Álvarez, de 45, y su nieta, Ana Álvarez Solla, de 18. Las tres víctimas circulaban en dirección a Tabaza, también a la altura de Piedeloro, cuando su vehículo colisionó con otro que venía en dirección contraria. El brutal golpe se cobró la vida de estas tres personas.

Fue el accidente más trágico de los que se han registrado en la carretera que une Candás con Tabaza. Esta vía es uno de los 'puntos negros' de la región y una de las principales preocupaciones de la Guardia Civil de Tráfico. En 2010 un vecino de Candás de 17 años murió al chocar contra un turismo precisamente en el mismo punto kilométrico que el siniestro de ayer.

Fotos

Vídeos