«El turismo de Asturias vive su época dorada»

«El turismo de Asturias vive su época dorada»

El presidente del Principado destaca en Fitur el «año de récord» del sector en la región | Javier Fernández asegura que con un pasado como el asturiano «la emoción identitaria desbordaría a cualquier nacionalista»

CHELO TUYAGijón

«No soy amigo de triunfalismo», recordó, pero no pudo dejar de certificar que «el turismo de Asturias vive su época dorada».

El presidente regional, Javier Fernández sustentó tal aseveración en los datos, unos que dijo «no soy amigo de dar', pero que reflejan un nuevo 'año de récord turístico' en la región.

A falta de los datos de diciembre, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) facilitará la próxima semana, Asturias ya superó los dos millones de turistas. «Una cifra nunca alcanzada antes de 2015 y que llevamos tres años repitiendo».

Así lo aseguró en el Día de Asturias en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), el mayor enclave del sector que, cada año, se celebra en enero en Madrid. Acompañado del consejero de Industria, Empleo y Turismo, Isaac Pola, y del director general de Turismo, Julio González Zapico, el presidente recorrió el pabellón asturiano, de más de 600 metros cuadrados, acompañado por la mayor parte de los alcaldes de la región, así como representantes políticos de todos los grupos de la Junta.

En la comitiva tuvo lugar destacado la exvicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que explicó su presencia «por mi ascendencia asturiana. Mi familia es de Vegadeo y allí tenemos una fundación familiar, pequeña, que da becas a estudiantes».

Fernández de la Vega, de riguroso malva, apuntó el «difícil momento que vive la mujer en el mundo». En su opinión, «hay un claro retroceso, debido a la crisis económica, en todo lo relativo a igualdad y respeto», aunque también señaló que «estamos en un buen momento desde el punto de vista de la concienciación: las mujeres se atreven más a denunciar».

Tras el recorrido conjunto y la foto en una de las estrellas del pabellón, un fotomatón asturianizado por el que han pasado ya casi mil personas, Fernández ofreció un discurso institucional en el que recordó los objetivo marcados a su llegada al gobierno, en 2012.

«Queríamos que el turismo fuera el 10% del Valor Añadido Bruto (VAB) asturiano. Alguien me dijo que era poco ambicioso, pero hay que recordar en qué momento estábamos».

2012 fue considerado el ‘annus horribilis’ para el turismo en general y para el sector hotelero asturiano en particular. «Teníamos en España más de seis millones de parados».

Al cierre de 207, el sector turístico asturiano roza el 11% del VAB y supone «el 12% del empleo regional».

Los objetivos para el presente año no son otros que «consolidar y aumentar» lo logrado, sobre todo en cuanto a viajeros internacionales. Para ello, recordó que Asturias «preside la España Verde», marca turística que busca captar al turista asiático con una inversión conjunta de 200.000 euros.

Entiende Javier Fernández que no será difícil mantener al turista ‘2 millones’ en un año en el que la región tiene citas claves como el II congreso mundial sobre destinos turísticos inteligentes, en junio, y «el triple centenario de Covadonga, con el centenario de la coronación canónica de Covadonga, el primer siglo del Parque Picos de Europa y los 1.300 años de los orígenes del Reino de Asturias». A ese respecto, el presidente, en clara referencia a Cataluña, aseguró que «ante estos credenciales, imaginemos solo qué emoción identitaria desbordaría a cualquier nacionalista si las tuviese a mano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos