El turismo rural asturiano lidera con 200.402 reservas el mercado nacional

Turistas en la localidad cabraliega de Bulnes.
Turistas en la localidad cabraliega de Bulnes. / NEL ACEBAL

«Es el resultado del trabajo realizado en años», destaca el sector sobre un mes de julio en el que visitaron la región 351.850 personas

SARA GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

Unos resultados «fruto del trabajo» realizado. Los datos de ocupación turística en Asturias en julio dejan a la región con 1.030.306 pernoctaciones en ese mes (un 5,4% más que en julio de 2016), de las cuales destacan las 200.402 registradas en los alojamientos de turismo rural. Una cifra esta última que supone un incremento del 12% respecto al mismo periodo del año pasado y que, además, coloca al Principado al frente de toda España. Asturias, según el informe hecho público ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), fue la comunidad autónoma en la que más pernoctaciones se realizaron, algo que en colectivos como Arca (Asociación Regional de las Casas de Aldea) celebran.

«El turismo rural es la joya de la corona, nuestras sensaciones iban en esa línea y aunque todavía estamos recabando nuestros datos, estamos contentos e impactados, es el resultado del trabajo hecho todos estos años», incidía Ana Soberón, que avanzó que el balance del mes de agosto será igualmente positivo. También en la Asociación de Campings de Asturias auguraban que los datos de agosto serán buenos. De momento, en este tipo de alojamiento en julio aumentaron las pernoctaciones un 4,6% respecto a 2016. «En la zona del oriente tuvieron un buen verano y allí hay muchas plazas. Y esto compensará el balance de la zona centro y occidente, donde la climatología afectó más», apuntaba Toni Amieva, que destacó que en general el sector está «contento». No solo los campings y los negocios rurales, todas las categorías han experimentado un aumento en julio respecto al mismo periodo del año anterior. Los apartamentos turísticos subieron un 9,3% y los hoteles facturaron un 2,8% más en noches, destaca el Gobierno del Principado, que matiza no obstante que en este último caso sí bajó, un 1,3%, el número de turistas. En el conjunto de alojamientos, el número de visitantes creció un 0,8%, hasta situarse en 351.850 el mes pasado.

Fidelización y gasto

En la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur) se mostraban más comedidos a pesar de reconocer que los datos son «buenos». En una primera estimación, con datos propios, Adriano Berdasco, hablaba de en torno a un 95% de ocupación en todo el verano. Y, destacaba Berdasco, en zonas de montaña se apreció la presencia de turistas extranjeros. De las más de 200.000 pernoctaciones registradas en alojamientos rurales, 178.858 fueron de visitantes españoles; el resto, de extranjeros. Asturias fue la única comunidad que alcanzó, y superó, las 200.000. La segunda que más tuvo fue Cataluña, con 179.763.

La radiografía que del sector turístico deja el estudio del INE fue también valorada por el director general de Comercio y Turismo del Principado, que destacó su importancia «cualitativa y cuantitativa». «Un mayor número de pernoctaciones denota una mayor estancia media. Esto es, más fidelización y más gasto», indicó Julio González Zapico. El director general también destacó que el turismo rural lideró en julio la creación de empleo, «con un incremento del 15,5%, que dobla la media regional».

Fotos

Vídeos