La unidad de convalecencia de Gijón estará operativa a finales de año

El nuevo dispositivo piloto de atención estará integrado por 26 plazas

M. M. GIJÓN.

El Consejo de Gobierno autorizó ayer un gasto de 599.992 euros para contratar las obras de reforma y adecuación de una de las alas de la quinta planta de la Residencia Mixta de Pumarín, en Gijón, donde se ubicará la primera unidad de convalecencia sociosanitaria de Asturias, prevista en el acuerdo de coordinación entre las consejerías de Sanidad y Servicios y Derechos Sociales. El plazo previsto para los trabajos es de diez semanas.

El nuevo dispositivo piloto de atención estará integrado por 26 plazas, repartidas en doce habitaciones dobles y dos individuales. La unidad de convalecencia estará operativa a finales de año o principios de 2018, según explicó ayer la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela. El Principado prevé que tendrá que contratar a unas 16 personas de enfermería y auxiliares para atender a los 26 primeros pacientes de la residencia mixta de Gijón desviados desde el Hospital de Cabueñes.

Fotos

Vídeos