«Retirar el argayo de Caso llevará tiempo»

El consejero reconoce lo complicada que será la obra y asegura que solo se abrirá con garantías. La Unidad Militar vio «inviable» habilitar un puente

Técnicos del Principado, emergencias y la Unidad Militar analizaron ayer la situación./Juan Carlos Román
Técnicos del Principado, emergencias y la Unidad Militar analizaron ayer la situación. / Juan Carlos Román
MARTA VARELA ANZÓ (SOBRESCOBIO).

Nadie se atreve a señalar la fecha en la que el municipio de Caso volverá a tener sus comunicaciones por carretera abiertas. Al argayo que desde el pasado jueves dejó aislado al concejo, en el denominado 'lugar de los Infiernos', se le une el puerto de Tarna cerrado por la nieve y la Collada de Arnicio, «insegura y lenta» por la falta de mantenimiento de los últimos años. Solo cabe esperar a que las obras de saneamiento del talud iniciadas el domingo puedan acortar unos plazos que por el momento se «antojan largos», según los profesionales que llevan días a pie de argayo.

Y es que cada vez que la grúa de treinta metros pica la montaña «caen piedras de gran tamaño indicando lo inestable que está». Además la altura de la montaña, más de cincuenta metros, obligaba ayer a sacar piedras de la zona del río para continuar aumentando la plataforma sobre la que a diario se instala la grúa que sanea la montaña. Todo parece indicar que para la Semana Santa será imposible.

La última esperanza estuvo durante horas en manos de los técnicos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En la tarde del pasado lunes tres técnicos de la unidad madrileña y dos de la leonesa, especialistas en el montaje de puentes, visitaron la zona y concluyeron que «es inviable establecer una vía alternativa con seguridad cercana al cauce del río Nalón». El encajonamiento del río no proporciona los metros necesarios para hacer la actualización. Así lo confirmaba el regidor casín, Miguel Ángel Fernández, que junto al alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez, acompañó a los técnicos de la Unidad Militar de Emergencias sobre el terreno. «No hay metros suficientes para fijar un puente provisional». La desilusión era palpable, muchos habían puesto sus esperanzas en el trabajo de la UME. Incluso los propios técnicos de esta unidad mostraron su decepción ya que recordaron cómo son tratados en sus visitas a esta zona del Alto Nalón y querían devolver parte de ese cariño que reciben durante sus prácticas.

Dos desprendimientos más

Tampoco desde el Principado dan plazos, saben que habrá que esperar. El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, señalaba ayer que la reapertura llevará «bastante tiempo» ya que solo se abrirá cuando haya las garantías de seguridad «totales».

Al argayo del kilómetro 31,200 de la AS-117, en Anzó, se le unía ayer otro menor en el kilómetro 24,800 de la misma carretera, a la altura de la localidad de El Condado en el concejo de Laviana, que dejaba inutilizado uno de los carriles del corredor. Además de otro menor en la carretera de Les Quintanes.

En Langreo también se registro un argayo en la AS-I, en su primer kilómetro que fue retirado en horas, y otro de mayor envergadura en la bajada de Santo Emiliano al entroncar con Sama, la caída de un gran árbol arrastró kilos de tierra que ya retiraron.

Patrocinada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos