La Universidad de Oviedo incumple la regla de gasto

La Universidad de Oviedo incumple la regla de gasto
Santiago García Granda. / ROJAS

Tiene un mes de plazo para presentar al Principado un plan económico-financiero

Laura Mayordomo
LAURA MAYORDOMOGijón

La Universidad de Oviedo ha incumplido la regla de gasto que impone la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y, por esta razón, está obligada a presentar un plan económico en el plazo de un mes. La institución académica tuvo conocimiento de esta situación la semana pasada. Se lo comunicó el Gobierno regional, al que el sector público asturiano debe reportar la información precisa para comprobar el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, del objetivo de deuda pública y de la regla de gasto.

Según confirmó ayer el rector a EL COMERCIO, la gerencia ya está trabajando en el plan económico-financiero que debe corregir esta desviación para volver a la senda del gasto impuesta por el Ministerio de Hacienda. Y lo hace, dijo, con la intención de presentárselo al Principado de Asturias «en las próximas semanas».

Según dicta la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, ese plan económico-financiero deberá permitir el cumplimiento de los objetivos o de la regla de gasto en el año en curso y el siguiente. En él se han de hacer constar las causas del incumplimiento de la regla de gasto; las previsiones de ingresos y gastos, bajo el supuesto de que no se producen cambios en las políticas fiscales y de gastos; la descripción, cuantificación y el calendario de aplicación de las medidas incluidas en el plan, señalando las partidas presupuestarias o registros extrapresupuestarios en los que se contabilizarán; las previsiones de las variables económicas y presupuestarias de las que parte el plan, así como los supuestos sobre los que se basan estas previsiones, y un análisis de sensibilidad considerando escenarios económicos alternativos.

La Universidad apunta a las últimas variaciones de los conceptos que se tienen en cuenta para establecer la fórmula que determina la regla de gasto como la razón de su incumplimiento. Es, apuntaba el rector, lo que está ocurriendo en «otras muchas administraciones». Entre ellas, el Ayuntamiento de Gijón, que incumplió la regla de gasto en la ejecución presupuestaria de 2017 al sobrepasarla en 4,5 millones de euros, con lo que también ha tenido que elaborar su propio plan económico-financiero. «Con los nuevos criterios de la Intervención General de la Administración del Estado, nosotros tenemos dificultades para cumplirla», manifestó Santiago García Granda tras asistir en el Edificio Histórico a la entrega de los premios del Concurso Universitario de Talento y Emprendimiento, Champ-U.

«Tesorería saneada»

En este sentido, la gerente de la Universidad de Oviedo, Ana Caro, abundó que «en ejercicios anteriores, los requerimientos de la regla de gasto no eran como actualmente. Los parámetros han ido evolucionando y ahora tenemos distintos elementos que tomar en consideración». Caro insistió ayer en que esta situación no significa que la institución tenga «ningún tipo de problema contable, ni presupuestario, ni de ejecución, ni de financiación, ni de liquidez. Tiene una tesorería saneada», aseguró tras apuntar que las cantidades en que la Universidad habría sobrepasado la regla de gasto son «números muy pequeños».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos