La Universidad se marca 62 objetivos para cinco años

El Plan Estratégico 2018-2022 propone acciones en formación, actividad docente, investigación y modernización de recursos

L. MAYORDOMO GIJÓN.

La Universidad de Oviedo dio a conocer ayer su propuesta de Plan Estratégico 2018-2022. Se trata de un documento que condensa los 62 objetivos que la institución académica se fija para los próximos cinco años y que enmarca en tres ámbitos de actividad: formación, actividad docente y empleabilidad; investigación y transferencia, y modernización de recursos y actualización tecnológica. 62 objetivos con los que, una vez alcanzados, confía «conseguir mejores índices de calidad, relevancia y visibilidad internacional», incrementar su influencia en el territorio y adaptarse a los cambios que han llegado de la mano del nuevo milenio en lo que a investigación y formación superior se refiere para no verse «abocada a la irrelevancia». Se abre ahora un periodo de información pública en el que, hasta el 14 de octubre de 2018, se podrán presentar sugerencias y comentarios al documento.

Uno de los primeros objetivos es el rejuvenecimiento de las plantillas de docentes e investigadores. Con una edad media superior a los 52 años en la actualidad -cuatro puntos por encima de la media nacional-, la Universidad advierte de que «la jubilación de una parte muy importante del profesorado en los próximos años puede generar un vacío difícil de suplir». Por eso se plantea la contratación de profesorado ayudante doctor en las áreas más envejecidas, ofertar plazas de becarios post y predoctorales o desarrollar la figura de profesor contratado doctor vinculado. Medidas que tienen como fin llegar a 2022 con «cero áreas con edad media del personal docente e investigador superior a 60 años».

Otro de los objetivos es reducir la inestabilidad y precariedad salarial e ir minorando de forma progresiva la dedicación docente del profesorado desde los 32 a los 24 créditos como máximo. En el apartado de acciones estratégicas en investigación y transferencia, se plantea la puesta en marcha de un programa de atracción y consolidación de talento, así como la creación de una convocatoria anual de becas predoctorales (de cuatro años de duración no prorrogables), para doctores recién titulados (un año) y postdoctorales de reincorporación (tres años no prorrogables).

Wifi y puntos de recarga

Las propuestas también llegan a las aulas, donde se prevén ejecutar reformas en el 50% para mejorar la accesibilidad y adaptarlas al uso de recursos multimedia para la docencia. O que haya al menos una hilera completa de pupitres con puntos de recarga para dispositivos móviles y aumentar los espacios con wifi hasta garantizar una cobertura total en el 100% de los edificios, con la renovación de 2.000 ordenadores de aquí a 2022.

El Plan Estratégico 2018-2022 está alineado con el Plan de Financiación de la Universidad para el mismo periodo. Plan que, según desveló el presidente del Principado en el acto de apertura del curso académico, el pasado martes, estará dotado con 20 millones de euros. Asimismo, ambos planes estarán integrados en el nuevo Plan de Ciencia Tecnología e Innovación del Principado (PCTI) 2018-22 donde, afirmó Santiago García Granda, «esperamos que la Universidad de Oviedo juegue el papel clave que le corresponde como parte central de la Estrategia I+D+i» de la región.

Fotos

Vídeos