La Universidad de Oviedo volverá a abrir en agosto después de cuatro años

«El cierre no suponía un ahorro significativo. Lo que lográbamos era poner dificultades a quien quería hacer un trámite», sostiene el rector

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

La Universidad de Oviedo no cerrará por vacaciones. Al contrario de lo ocurrido en los últimos cuatro años, la atención al público presencial y las tareas administrativas que la institución académica suspendía durante quince días -prácticamente coincidía con la primera quincena de agosto- se mantendrá este verano con total normalidad.

«Entendemos que hay que mantener en todo momento un punto de acceso para atender cualquier necesidad que puedan tener los estudiantes, nuestro personal, las instituciones o la sociedad en general. No tiene sentido que una institución como la Universidad cierre sus puertas. La sociedad tiene que encontrarnos siempre que nos necesite», argumenta el rector, Santiago García Granda, convencido de que «una Universidad cerrada es un despilfarro que no nos podemos permitir».

El cierre veraniego de la Universidad comenzó en 2013. Siendo rector Vicente Gotor, el Consejo de Gobierno aprobó un calendario laboral que fijaba la segunda y tercera semana de agosto como «periodo vacacional obligatorio». El 5 de agosto de aquel año fue la primera vez en que la institución académica cerró sus puertas para toda la comunidad universitaria -aunque los grupos de investigación, por ejemplo, seguían trabajando con normalidad- con el objetivo de acotar gastos y llegar al final del ejercicio sin generar déficit. La medida pretendía ser una herramienta de ahorro tras los recortes aplicados al presupuesto de la Universidad desde 2011.

Pero, según el criterio del actual equipo rectoral, «ese cierre tampoco suponía un ahorro significativo», razón por la que se ha optado por revertir esa situación. Recuerda García Granda que, pese al cierre de instalaciones, «los sueldos del personal siguen pagándose» y, además, «estás obligando al personal a disfrutar de parte de su periodo vacacional en unas fechas concretas». Con todo, al final «lo que lográbamos era poner dificultades para quien quería hacer un trámite o pedir información acerca de la Universidad».

Consejo de Estudiantes

Las recientes elecciones al Consejo de Estudiantes han supuesto, por otra parte, la renovación de los cargos de presidencia, tesorería y secretaría. Lidia Freire González sustituirá a Jorge Fernández Iglesias como presidenta; Elena Quintana Fernández a Xana Sarah Ebrecht como tesorera y César Muñiz Argüelles a Víctor González Lorenzo como secretario.

La única candidatura fue la de las Asambleas Abiertas de Estudiantes, cuyos integrantes aseguran que seguirán «luchando por una Universidad pública, de calidad, laica, y que no discrimine a nadie por motivos de género, raza, económicos o cualquier otra condición social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos