La Universidad revisará a la baja el coste de asumir el grado de Educación Física

Los impulsores de la titulación dicen que sería viable con 500.000 euros frente a los ocho millones que indicó el rector y niegan que se necesite construir una facultad

LAURA MAYORDOMO / ALEJANDRO FUENTE GIJÓN / MIERES.

Habrá un replanteamiento del estudio de los costes derivados de implantar en la Universidad de Oviedo el grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. El rector, Santiago García Granda, había asegurado la semana pasada que la propuesta de la Facultad de Formación del Profesorado y Educación rondaría los «siete u ocho millones» frente al millón de euros que costaría poner en marcha esta titulación de la mano del centro asociado Padre Ossó. Por lo abultado de la cifra, las declaraciones de García Granda causaron estupor e incredulidad en la facultad de Llamaquique. Sobre todo porque los impulsores del grado defienden que su planteamiento sería más que viable con una partida no superior al medio millón de euros.

Así se puso de manifiesto en la segunda reunión que ayer mantuvieron los miembros de la comisión de evaluación del grado, integrada por los directores de los doce departamentos implicados y el vicerrector de Organización Académica y sus directores de área. En dicho encuentro se insistió en que la docencia del nuevo título no requiere la construcción de ningún edificio nuevo para albergar aulas, despachos o laboratorios ya que la idea es aprovechar los espacios existentes en la actualidad en cualquiera de los campus. El gasto, por tanto, quedaría acotado a las necesarias contrataciones de nuevo profesorado.

Mientras la comisión acordó seguir trabajando en una propuesta viable a partir de esas premisas, el debate sobre la ubicación más conveniente para los estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte volvió a colarse en el discurso político de los Ayuntamientos que, hasta la fecha, han mostrado su interés en acogerlos.

Debate local

En Mieres, a cuyo campus llevaría la docencia el centro asociado Padre Ossó, hubo ayer unanimidad de todos los grupos municipales. Izquierda Unida -en el gobierno-, PSOE, Partido Popular y Somos apoyaron sin fisuras una declaración institucional en defensa de la implantación del grado en el campus de Barredo. Entre los argumentos expuestos se señala que el complejo docente «debe jugar un destacado papel a lo largo de las próximas décadas». Es más, la Corporación lo considera como elemento estratégico para el desarrollo económico y social del concejo.

De este modo, se hace hincapié en que la ampliación de la oferta académica, con nuevas titulaciones, es uno de los objetivos prioritarios. «Existen compromisos adquiridos y no cumplidos, declaraciones de voluntad realizadas pero huérfanas de decisiones. Por eso queremos manifestar la unidad de todas las fuerzas políticas con representación municipal en torno a la implantación del grado de Educación Física en este municipio», reza la declaración institucional.

Desde el Consistorio se espera que no se produzcan «polémicas estériles que pongan en peligro esta importante decisión para el futuro del campus mierense», al tiempo que se apela «al imprescindible diálogo y cooperación institucional entre Universidad y Principado para que el concejo no vuelva a protagonizar una nueva decepción».

Y es que se recuerda que la Universidad de Oviedo ya mostró hace unos meses su disposición para implantar este grado en Mieres porque el campus dispone de las instalaciones y equipamientos, a las que hay que añadir los servicios deportivos municipales, por lo que la puesta en marcha de esta nueva titulación podría hacerse sin necesidad de grandes inversiones adicionales.

En Oviedo, fue el portavoz municipal del PP, Agustín Iglesias Caunedo, quien se encargó de recordar que su grupo «ya ha presentado en el Pleno del Ayuntamiento varias veces que Oviedo debe posicionarse como sede para el grado de Ciencias del Deporte» porque, «como concejales, debemos tratar de obtener las mayores posibilidades de desarrollo económico para nuestras ciudades. Tenemos que defender y posicionar Oviedo como la ciudad que tiene mejores condiciones para acoger esta titulación. Tenemos que hacer de Oviedo una ciudad cada día más competitiva, no solo para empresas, también para la Universidad y tenemos que defender ese concepto inclusivo de capitalidad en el que la Universidad tiene que jugar un papel muy importante», subrayó.

Gijón es otra de las ciudades en liza en esta cuestión. El equipo de gobierno, en manos de Foro, ya ha avanzado su intención de presentar a la Universidad el próximo mes una propuesta formal para que los estudios de Educación Física acaben en su campus. También Avilés ha defendido en varias ocasiones que esos estudios deben ir a la ciudad del Adelantado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos