Educación desoye la petición de rebajar las tasas universitarias y solo las congelará

«Galicia tiene los precios más bajos de España y deberíamos ir en esa dirección», cree el rector, que pide al Principado «una aportación mayor»

LAURA MAYORDOMOGijónALEJANDRO FUENTEMieres

La Consejería de Educación cerró ayer todas las puertas que había dejado abiertas a la negociación con la comunidad universitaria en las últimas semanas. Lo hizo al anunciar, a través de un comunicado, su decisión de congelar las tasas de matriculación de las enseñanzas oficiales de grado, máster y doctorado -tanto la primera matrícula como las sucesivas-, así como otras tarifas universitarias. Justifica la medida en su intención de «paliar los efectos negativos de la crisis económica y facilitar el acceso a estudios universitarios a todo el alumnado que lo desee, independientemente de su situación socioeconómica y familiar». Sin embargo, su decisión no satisface las expectativas de los alumnos ni del propio rectorado, que en repetidas ocasiones le habían demandado una rebaja generalizada.

El órdago del Consejo de Estudiantes fue plantear una bajada progresiva en cuatro años: del 6,5% para el próximo curso; del 17% en el 2018-2019; del 30% en el 2019-2020 y, finalmente, del 43% en el 2020-2021. Una propuesta «poco realista» a juicio del rector, Santiago García Granda, que, un mes después hacía su propia oferta: una rebaja del 1% en las tasas de primera matrícula y del 1,5% en el resto. Pero ni una ni otra opción han sido tomadas en consideración a tenor de lo que ayer anunció la consejería que dirige Genaro Alonso, que destaca que la primera matrícula ya llevaba congelada cinco años de forma que el precio medio por crédito en los grados volverá a ser en el Principado de 17,13 euros. Recordó también que el próximo curso el pago de la matrícula de grados y másteres se podrá efectuar en cinco plazos, en lugar de cuatro como hasta ahora.

«Los precios deberían ser competitivos respecto a nuestras comunidades vecinas. Y en Galicia tenemos las tasas más bajas de toda España, por eso creo que nosotros deberíamos ir en esa dirección», manifestó ayer García Granda antes de presidir en Mieres la ceremonia de clausura del curso académico de los másteres universitarios. En ese marco insistió en que «los precios no pueden repercutir en la calidad de los estudios. La inversión por alumno debería ser cercana a los diez mil euros. Y si nosotros cobramos menos en matrículas, deberíamos tener una aportación mayor del Principado», reclamó.

Fotos

Vídeos