Una exposición recorre en Oviedo los logros de la Universidad en MotoStudent

Prototipos expuestos en el Edificio Histórico./HUGO ÁLVAREZ
Prototipos expuestos en el Edificio Histórico. / HUGO ÁLVAREZ

Se podrán ver los prototipos de motocicleta diseñados por el equipo asturiano, formado ahora por 30 estudiantes de distintas facultades

Elena Rodríguez
ELENA RODRÍGUEZGijón

Dice Álvaro Noriega, profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Oviedo, que nunca ha visto a alumnos tan motivados. “Han pasado noches sin dormir y dedicado tiempo de sus fines de semana y vacaciones”. Y todo para que la motocicleta que estaban diseñando lograse la mejor de las puntuaciones en el certamen MotoStudent, que surgió hace diez años por iniciativa de un grupo de profesores de ingeniería mecánica para que sus estudiantes “aprendieran haciendo”. La idea era que demostraran sus habilidades en el diseño, fabricación y montaje de alguna máquina, y qué mejor forma de motivarles con algo que les gustara como es el mundo del motor y, en concreto, las motos. A esta idea se añadió la posibilidad de hacerlo a costes asequibles y el poder competir en una carrera que ha sido reconocida por la Federación Internacional de Motociclismo. Así nació este certamen, de carácter bienal, y en el que la institución académica asturiana ha participado en todas las ediciones. “Al principio comenzamos veinte universidades españolas e italianas y ahora somos más de ochenta de todos los continentes, exceptuando Australia”, explica Noriega. Tal es el interés, que “la afluencia crece un 50% de un año para otro”. La Universidad de Oviedo ha logrado muy buenas posiciones. Siempre ha quedado “entre las diez mejores en el campo de la ingeniería”. En el terreno deportivo, en cambio, hay equipos que tienen más horas de circuito.

En todo este tiempo, el equipo ha ido evolucionando. Comenzaron siendo doce, de la Escuela Politécnica de Ingeniería (EPI) , y ahora son treinta de cinco centros distintos: la Escuela Politénica de Ingeniería de Gijón, la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos, la Escuela de Marina Civil, Biología y el Centro Internacional de Postgrado. Es decir, que al perfil de los ingenieros se han ido sumando otros que lo complementan. Y ya no es un grupo solo de chicos, sino también de chicas. Hay seis. De hecho, la piloto es una de ellas, a la que no le falta ni una pizca de arrojo. Es alumna de la Facultad de Biología.

Ahora, una exposición inaugurada en la tarde de este miércoles en la sala LAUDEO del Edificio Histórico de la Universidad repasa toda esta trayectoria. A lo largo de todo un mes, hasta el 15 de diciembre, los visitantes podrán ver los prototipos del equipo asturiano (entre ellos el MS2, que logró el premio de Diseño de la segunda edición), así como vídeos y carteles de todo el proceso. Pero, para comprender mejor lo que es MotoStudent, a la muestra se sumarán dos ponencias, que tendrán lugar en el Edificio Histórico, a las 19 horas. Una será el 1 de diciembre y en ella la organización y los participantes relatarán su experiencia. Acudirá el gerente del Parque tecnológico del Motor de Aragón, Daniel Urquizu, y tres estudiantes que abarcan todas las ediciones. De 2010 y de las siguientes. Uno es profesor de Universidad, otro trabaja en el equipo de Rally Skoda (Skoda Motorsport) y otro en proyectos de investigación del País Vasco. Explicarán qué aprendieron durante el proyecto y cómo influyó MotorStudent en sus vidas laborales. Porque, como indica Álvaro Noriega, “las empresas valoran mucho las habilidades de estos alumnos y son una prioridad a la hora de contratar”.

El 15 de diciembre tendrá lugar la segunda. En ella las instituciones que colaboran con los equipos comentarán qué les aporta MotoStudent. Está prevista la intervención de la vicerrectora de Estudiantes, Elisa Miguélez; de Ricardo Tucho, vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Asturias (órgano patrocinador del equipo) y exdirector a su vez de la EPI, y de la multinacional Axalta, de Avilés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos