Santiago García Granda: «No aceptaremos ninguna financiación directa al grado de Deporte»

Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo, y Jesús Martínez, concejal de Gijón, durante las jornadas. /Jorge Peteiro
Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo, y Jesús Martínez, concejal de Gijón, durante las jornadas. / Jorge Peteiro

El rector cifra en un millón de euros la puesta en marcha de la titulación entre contratación de profesorado y habilitación de los laboratorios en dependencias universitarias

Elena Rodríguez
ELENA RODRÍGUEZGijón

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha vuelto a insistir esta mañana en la «autonomía» de la institución académica para elaborar el plan de estudios del grado de Deporte y decidir su ubicación. Y, en la defensa de dicha autonomía, ha señalado que «la Universidad no aceptará una financiación directa para esta titulación, venga de una entidad privada o de cualquier otra institución». Un aviso claro después de que el Ayuntamiento de Gijón se haya ofrecido a aportar a la Universidad un millón de euros extra en cuatro años, al margen del convenio que tienen suscrito ambas entidades y que asciende a 524.000 al año. García Granda entiende (y así lo ha manifestado hace solo unas horas) que la financiación adicional que ofrece el Consistorio gijonés es para Universidad, «para lo que sea, no para el grado de Deportes», pese a que el Ayuntamiento ya especificó desde el primer momento que es para permitir la implantación de la carrera. De hecho, en marzo, cuando presentó su candidatura, detalló que esa cuantía se dedicaría a tres aspectos concretos: financiación de equipamientos, adecuación de espacios e inversión en tecnología para impartir la docencia.

Más información

Sobre el montante que sería necesario, Granda recordó que se precisarán 500.000 euros para la contratación de profesores y cifró en un millón de euros en total lo que costaría echar la titulación a andar utilizando los «recursos ociosos» que tiene la Universidad, en los que habría que habilitar laboratorios. En el supuesto de que más adelante hubiera que construir una facultad, el importe calculado asciende a diez millones de euros, dijo.

Confió en que «los tonos se calmen» a raíz de la pugna surgida entre Mieres y Gijón y que «podamos trabajar en nuestro entorno», negando al mismo tiempo las críticas del consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que lo acusó de «haber desatado el peligro localista y convertir el grado en un problema de Asturias». «Nosotros no hemos incitado nada», aseguró.

Martínez Salvador urge a que «se tome una decisión ya»

Granda hizo estas manifestaciones poco antes de que comenzara el XIII Congreso de Economía del Deporte en la Universidad Laboral, impulsado por el profesor Plácido Rodríguez, y en cuya inauguración coincidió, precisamente, con el edil de Deportes de Gijón, Jesús Martínez Salvador. Ambos se saludaron e intercambiaron impresiones en un clima de cordialidad.

Previamente, el concejal, que pidió no dar lugar a equívocos vinculando el grado de Deporte al desarrollo del área central de Asturias (boicoteado por Mieres y Langreo), volvió a remarcar las «magníficas instalaciones de Gijón» para impartir «un grado puntero a escala nacional». Consideró que la incertidumbre creada sobre la localización «no ayuda» e instó a la Universidad a «tomar una decisión ya y salga a explicarla». Para ponerlo en marcha en el curso 2019-2020, el plan tendría que estar listo en septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos