Usaga pide la creación de «nichos biológicos» para concentrar a la fauna salvaje

Benigno Fernández y Fernando Lastra, con los representantes de Usaga.
Benigno Fernández y Fernando Lastra, con los representantes de Usaga. / PABLO LORENZANA

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, y el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, se reunieron ayer con representantes del sindicato agrario Usaga, a quienes transmitieron su intención de poner en práctica el Plan del Lobo y eliminar a 45 ejemplares de los montes asturianos este año.

Fernando Marrón, coordinador regional de Usaga, indicó que «no los podrán matar, porque nos dijeron que este año los daños habían bajado respecto a los del año pasado». Disminución que Marrón, no obstante, achaca a que los ganaderos ya no presentan las reclamaciones ante la Administración, debido a las trabas que se les ponen.

Eso sí, Usaga llegó a la reunión con el consejero con una propuesta debajo del brazo. Se trata de que «la sociedad admita hacer una reestructuración del mundo rural, ordenar el territorio igual que se hace en la zona urbana». Así, proponen que se hagan «nichos biológicos» en terrenos de montaña que no tengan aprovechamiento ganadero. «Se trataría de zonas amplias donde meter lobos, osos, jabalíes... Para que ganaderos y agricultores no tengamos que convivir con ellos», dijo.

La propuesta supone crear amplios espacios cerrados y ya se han planteado zonas de Laviana y Valdés. En opinión de Marrón, «hacer esos nichos biológicos no cuesta lo que las indemnizaciones por la muerte del ganado, porque se está llevando a un enfrentamiento del mundo rural con la fauna salvaje». Además, Usaga entiende que esos espacios ayudarían al turismo, pues atraerían a muchos visitantes interesados en contemplar estos animales.

Fotos

Vídeos