«No vamos a cerrar las filologías porque lo diga una empresa privada», dice el rector

«Como Universidad asturiana tenemos que mirar para cubrir las necesidades de nuestro entorno»

MARCOS PICHEL AVILÉS.

«Entiendo que siempre que se respeten los ámbitos de actuación de unos y otros no tiene por qué haber ningún problema». Así valoraba el rector, en un primer análisis, la propuesta del Principado de reajustar la oferta formativa de la Universidad a los perfiles profesionales que demande el mercado. Santiago García Granda, que recibía en Avilés el premio Jamón de Plata Negra' Grande Covián', de Gastrónomos del Yumay, indicaba que aún no ha leído el informe presentado ayer por el consejero de Educación. «Como Universidad asturiana tenemos que mirar para cubrir las necesidades de nuestro entorno y ser atractivos para que haya nuevas industrias que por nuestro capital humano se implanten en la región. Ningún estudiante va a estar en contra de eso. Pero si se nos quiere imponer una determinada titulación, habremos pasado el límite. No vamos a cerrar las filologías porque lo diga una empresa privada», remarcó el rector de la Universidad de Oviedo. Así, puntualizó que si «la iniciativa privada nos muestra cuáles son los empleos que necesita para el futuro, estará colaborando bien». Si, por contra, «va a marcar las titulaciones, sería una injerencia». «Y eso no lo vamos a permitir», advirtió.

El rector, además, recordó que la matrícula en los másteres «supera las expectativas» y que «hay que dar un paso para retener a todos los alumnos para que los cursen aquí».

Fotos

Vídeos