Varela dice que la plantilla para la atención a menores tutelados no se reducirá

Empleados de la UPA del Materno Infantil protestaron por el cierre de su unidad con carteles en la Junta General del Principado. /  EFE
Empleados de la UPA del Materno Infantil protestaron por el cierre de su unidad con carteles en la Junta General del Principado. / EFE

LAURA CASTRO OVIEDO.

«No se prevé una pérdida de empleos en la atención a menores tutelados por el Principado». Así lo afirmó ayer la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, en la Junta General. Negó que existiera una tendencia privatizadora detrás del traslado de los menores de la Unidad de Primera Acogida (UPA) del Materno Infantil al centro de Los Pilares de Oviedo y agregó que «no implica una modificación sustancial de las condiciones de los puestos de trabajo, pues mantienen las mismas características». Si bien deberán elegir su nuevo destino, pues el coordinador pasará a la sede del instituto y los otros 21 trabajadores se repartirán entre los centros de Los Pilares, el Materno Infantil, el Campillín y el de Colloto.

Empleados de la UPA del Materno Infantil se concentraron ayer en la Junta General para protestar por el cierre de su unidad con carteles. Ante sus protestas, Varela indicó que es «consciente» del clima laboral y señaló que en el informe de riesgos laborales del pasado diciembre y en el de 2013 se critican «cosas bastante parecidas a pesar de que había una dirección diferente».

La consejera defendió que los cambios llevados a cabo «no son una ocurrencia» y añadió que el centro de Los Pilares «es el más apropiado para desarrollar los programas de atención a menores tutelados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos