Sorprenden a un vecino de Langreo conduciendo ebrio, hablando por el móvil y sin carné

Estación de servicio en la que fue detenido el langreano. /Guardia Civil
Estación de servicio en la que fue detenido el langreano. / Guardia Civil

El hombre, que cuadruplicaba la tasa de alcoholemia, obligó a otro conductor a hacer una maniobra de evasión cuando intentaba esquivar a la Guardia Civil

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La Guardia Civil de Tráfico ha sorprendido a un vecino de Langreo de 47 años por en la autovía del Cantábrico (A8) bajo los efectos del alcohol (cuadruplicaba la tasa de alcoholemia), hablando por el móvil y con el permiso retirado. El hombre, identificado con las iniciales J. F. G., intentó esquivar a la patrulla que le dio el alto y se incorporó «a gran velocidad a un área de servicio próxima», obligando a otro conductor a maniobrar para evitar chocar.

Los hechos, según ha informado hoy la Guardia Civil, tuvieron lugar el pasado 28 de febrero a las 21.20 horas. Una patrulla observó en el kilómetro 335 de la A8 sentido Galicia a un conductor que iba haciendo uso de un teléfono y procedió a darle el alto, pero el conductor ignoró las señales. A la altura del kilómetro 341 intentó esquivar a los agentes incorporándose a gran velocidad a una estación de servicio lo que obligó a otro usuario que también accedía a la gasolinera a hacer una maniobra de evasión para no colisionar.

Cuando fue detenido, la Guardia Civil confirmó que el hombre tenía el carné retirado por sentencia judicial firme. La prueba de alcoholemia que se le realizó arrojó un resultado de 1,12 mg/litros en la primera prueba y de 1,17 mg/l en la segunda, muy por encima del máximo establecido de 0.25 mg/l en aire espirado.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Villaviciosa acusado de dos delitos contra la seguridad vial, circular con el permiso de conducir retirado y hacerlo bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Además, ha sido denunciado por hacer uso manual del teléfono móvil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos