Veinticinco menores ahogados en lo que va de año, un 92% más que en 2016

Piscina donde falleció el pequeño Izan. / MARIETA

La principal causa de los accidentes es la caída accidental al agua, especialmente en los más pequeños

EFEMadrid / Oviedo

En lo que va de año 25 menores han fallecido ahogados, un 92 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior, que murieron 13, y seis más que los 19 que tuvieron lugar durante todo el 2016. En Asturias, fallecía ahogado el pasado martes un niño de cinco años tras caer en una piscina de una granja escuela de Soto del Barco a la que había ido a pasar el día.

El 67 % de los ahogamientos infantiles ocurridos este año es de chicos, frente al 33 % de chicas. El perfil más habitual de fallecido es el de un niño, de 2 a 4 años, que sufre un ahogamiento en un entorno no vigilado, principalmente en piscinas particulares. Así lo recoge el Primer Informe Nacional de Ahogamientos de Menores, elaborado por la Escuela Segoviana de Socorrismo y la empresa Abrisud, que señala a Andalucía y Comunidad Valenciana como las regiones con más fallecimientos en entornos acuáticos (5 en cada caso), seguidas de Cataluña, con 4.

Las muertes de menores por ahogamiento representan el 15,5 % del total de ahogados en julio y la mayoría se producen en piscinas domésticas no vigiladas y playas. La principal causa de los incidentes es la caída accidental al agua, especialmente en los más pequeños, que pueden acceder a piscinas o lugares con agua por falta de vigilancia o protección de acceso.

En los últimos cinco años se han producido 128 ahogamientos de menores y ha sido también Andalucía la comunidad más afectada, con 29 decesos; por delante de Cataluña con 20 y Comunidad Valenciana con 18 fallecimientos.

Fotos

Vídeos