Ventanielles, muy lejos de los datos que cerraron la 'Y'

La base de Palacio de los Deportes, en Oviedo, provocó en 2015 la medida más radical tomada hasta ahora: el corte del acceso desde la 'Y'. Además del promedio anual máximo, la legislación estatal impone otro límite: un tope diario, de 50 microgramos por metro cúbico. Éste margen no debería excederse más de 35 jornadas al año, so pena de quedar en evidencia ante la UE y tener que aplicar planes de contingencia. Los datos del Principado sugerían que estaba a punto de rebasar esta segunda limitación. Luego se descubrió que las estaciones asturianas aportaban datos ligeramente desviados según fuera la época de invierno y de verano. Al aplicar los factores de corrección, resultó que la base sí estaba disparada, pero no tanto. Los datos consolidados de 2015 reconocieron 22 días por encima de los 50 microgramos por metro cúbico, es decir, le faltaban 13 días para incumplir el límite legal. Los datos de 2017 son también en esto peores: hasta el 18 de diciembre, se incumplió el límite diario en siete jornadas, cuando en 2016 solo hubo una. Sigue así muy lejos del máximo permitido y de la situación que llevó a cerrar la 'Y'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos