El verano se despide con nieve en la cumbre de los Picos

El refugio de Jou de los Cabrones rodeado de nieve. / JOAQUÍN PAÑEDA
El refugio de Jou de los Cabrones rodeado de nieve. / JOAQUÍN PAÑEDA

Asturias registró una caída inusual de las temperaturas, a la que hubo que sumar intensas lluvias

L. A. R. GIJÓN.

A las puertas del otoño, el tiempo se volvió ayer prácticamente invernal. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) destacó que las temperaturas cayeron por encima de lo normal en prácticamente toda España, y en Asturias, la peculiaridad es que esa circunstancia dejó nieve en la cumbre de los Picos de Europa. El refugio de Jou de los Cabrones a dos mil metros de altitud, por ejemplo, amanecía rodeado de un manto blanco. Hasta ocho centímetros de espesor alcanzó la nevada, que también afectó a otros puntos de los Picos. Despedida atípica de la estación, aunque, por otro lado, se cumple la estadística de este año en el que no ha habido un mes sin nieves en la cordillera.

Nieve en Picos y agua, mucha agua en el resto de Asturias. Hasta 19 litros por metro cuadrado se registraron en Gijón en torno a las tres de la tarde. La jornada fue lluviosa a todas horas y trató de deslucir el inicio de las fiestas de San Mateo, en Oviedo, sin lograrlo. Las temperaturas son inusuales y poco deseadas para los que aún disfrutan de vacaciones, pero el agua sí fue bien recibido, al menos, en el campo. Hay que recordar que pese a las últimas lluvias el año hidrológico, que comenzó el pasado 1 de octubre de 2016, y que se acerca a su fin, el próximo 30 de septiembre, deja un déficit de precipitaciones que se instalado en todo el país. El Principado no se escapa a esta situación de sequía y escasez de agua, sobre todo en las zonas centro y del occidente.

Fotos

Vídeos