Luz verde del Principado a las ayudas de la PAC por 73 millones de euros

Las subvenciones persiguen garantizar las rentas de 10.400 agricultores y ganaderos y modernizar las explotaciones

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

El Gobierno del Principado -a través de la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez- autorizó ayer la convocatoria anual de ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Se trata de las líneas de apoyo más específicamente vinculadas con agricultores y ganaderos, que suponen el principal instrumento para el impulso de las políticas del Principado en este sector.

La distribución de los fondos se corresponde con las dos grandes líneas de actuación de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales en este ámbito. Por un lado, están los pagos directos de la PAC, ayudas de apoyo a las rentas financiadas íntegramente por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria (Feaga). A esta línea se destinan 63,5 millones en dos anualidades: 46 este año y 17,5 el próximo.

Este presupuesto se dedica tanto al pago de ayudas desacopladas (es decir, aquellas no vinculadas a la producción) como los pagos básico y verde (por buenas prácticas) y la ayuda para jóvenes, como a las acopladas o vinculadas a la producción. Las ayudas asociadas se dirigen, en su mayoría, a explotaciones que mantengan vacas nodrizas, de vacuno de cebo, vacuno de leche, ovino y caprino.

Por otro lado, se sitúan los pagos relacionados con la actividad, vinculados al Programa de Desarrollo Rural, que en total supera los 15 millones. El importe autorizado ayer para apoyar la actividad agraria sostenible asciende a 9,5 millones.

Son subvenciones compensatorias para atender la producción ecológica, las ayudas agroambientales que respaldan una producción ganadera sostenible y las indemnizaciones por producir en áreas de montaña con limitaciones naturales específicas. Las ayudas están financiadas por el Principado y el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader).

Según informó Álvarez en rueda de prensa posterior al consejo, se trata de las líneas de apoyo más específicamente vinculadas con agricultores y ganaderos, que suponen el principal instrumento para el impulso de las políticas del Principado en este sector.

Así, estas subvenciones persiguen proporcionar un nivel de vida razonable a estos profesionales, garantizar su renta y contribuir a la modernización de las explotaciones, preservando el medio ambiente y el paisaje rural.

Se calcula que estas ayudas llegarán a unos 10.400 ganaderos y agricultores, y vendrán acompañadas de una modernización grande en los cultivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos