Sin vertedero en Serín a partir de 2030

Sin vertedero en Serín a partir de 2030Gráfico

La ampliación de 16 hectáreas que prevé el nuevo plan de residuos solo será válida doce años | La UE obliga a reciclar el 50% en 2020, pero el Principado solo llega al 11% y se enfrenta al veto de la Junta a quemar basura convertida en combustible

CHELO TUYA GIJÓN.

En 2001, el Consorcio para la Gestión de los Residuos de Asturias (Cogersa) aprobó su plan de viabilidad. Concluía en 2025 e incluía dos hitos: el cierre del vertedero, por colapso, y la construcción de un horno incinerador. El PSOE se quedó solo en esa apuesta. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) tumbó el plan de residuos, así como el urbanístico para ampliar el perímetro de Cogersa, enclavada en la parroquia gijonesa de Serín y en terrenos de Corvera y Llanera.

Pese a una última sentencia por la que el Gobierno regional podría llevar a cabo el proyecto, el Ejecutivo de Javier Fernández anunció el jueves un nuevo Plan de Residuos (PERPA 2017-2024) en el que descarta la incineradora y habla de ampliar el vertedero -en 16 hectáreas más y 2,1 millones de metros cúbicos- y construir una planta para tratar la basura y convertirla en Combustible Sólido Recuperado (CSR). Todo contrarreloj, porque la Unión Europea obliga a tener una tasa de reciclaje del 50% en 2020. Hoy, de las 448.369 toneladas que llegan a Cogersa de los domicilios, solo 49.793 van separadas por materiales. El 11%.

Pero el nuevo PERPA cuenta ya con el rechazo de la mayoría del arco parlamentario. PP, Podemos, IU y Ciudadanos han anunciado alegaciones, así como Equo y la UCE. No les convence la idea de convertir la basura en combustible que arderá en la térmica que Hunosa tiene en La Pereda (Mieres) y en cementeras. Exigen promover con bonificaciones y multas el reciclaje y explorar la otra vía que apunta el plan: la valoración química del CSR, una tecnología no implantada en España que convertiría realmente las basuras en alternativa al diésel.

Pagar tres veces más

Mientras esa llega, la valoración energética, quemar la basura tratada, no será posible en La Pereda, ya que IU recuerda que la térmica no tiene licencia para ello y el Ayuntamiento de Mieres no está por la labor de concederla. Sobre todo, cuando se enteraron por los periódicos de la propuesta. «A nosotros no nos dijeron nada», critica la coalición.

El PERPA supone, también, triplicar las tasas que Cogersa cobra a los ayuntamientos. Pasarán de pagar 20 euros por tonelada a 60. Todo antes de 2020, mientras el vertedero estára colapsado en 2029, porque la nueva ampliación proyectada solo tiene una vida de doce años. Asturias estará sin vertedero en 2030. Y sin incineradora.

Fotos

Vídeos