«Es vital que el ferrocarril llegue a los puertos porque las carreteras están colapsadas»

Vicente Boluda, en uno de los salones del Hotel de la Reconquista, ayer, en Oviedo.
Vicente Boluda, en uno de los salones del Hotel de la Reconquista, ayer, en Oviedo. / ÁLEX PIÑA
Vicente Boluda, presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios

«En Asturias prima la industria. La recuperación económica será más lenta, pero no hay que asustarse, porque será más sólida»

MARCO MENÉNDEZ OVIEDO.

Armador y presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios, Vicente Boluda (Valencia, 1955) pronunció ayer en Oviedo una conferencia sobre 'El impulso al corredor mediterráneo y la implicación de la sociedad civil', dentro del ciclo de charlas 'El foro de Asturias', organizado por Foro. Quiso resaltar la importancia de implicar a toda la sociedad en un proyecto como este y reclamó unas mejores infraestructuras no solo para Asturias, sino para toda la Cornisa Cantábrica.

-¿Qué es lo más difícil al construir un proyecto que aune voluntades para reclamar una infraestructura como es el caso del corredor del Mediterráneo?

-Unir a empresas, organizaciones empresariales y a toda la sociedad civil en una sola voz. Una vez conseguido eso, se obtiene la voluntad política; no les queda más remedio que unirse a esa demanda. No es fácil, pero tampoco imposible.

-Pero la sociedad civil es muy amplia...

-En este caso, fuimos los empresarios quienes tiramos del proyecto y se unieron diferentes colectivos y los sindicatos. Todos participan en nuestros actos.

-¿Es más fácil si cuentan con empresarios de su talla o Juan Roig (Mercadona)?

-Está claro que si en una película actúa Robert Redford va más gente a verla. Esto es lo mismo. Juan Roig es la parte más importante, pero hay muchos y muy importantes empresarios, no solo valencianos, sino catalanes, madrileños, murcianos y andaluces. Y de todos los sectores.

-¿Cómo se puede aplicar esta idea en Asturias?

-Pueden hacer lo mismo que nosotros y deberían hacerlo. Al llegar en España a determinados niveles de bienestar y de comunicaciones, en Asturias falta una infraestructura de unión radial con Madrid, pero también llegó el momento de crear esa España circular, que sería muy importante para regiones como Asturias, Galicia, Cantabria y el País Vasco, que estén unidos con un corredor del Cantábrico que es tan importante como el del Mediterráneo.

-Pero Asturias está a la cola del crecimiento económico en España...

-El primer sector que ha despegado es el turístico y en Asturias prima la industria, que es muy sólida y muy buena. Tendrá una recuperación más lenta, pero no hay que asustarse, porque será más sólida.

-Parece que aquí cunde un poco el pesimismo...

-No hay que hundirse. Hay que luchar. Aquí la temporada turística es corta y hay que invertir y alargarla.

-¿Tan importante es la llegada del ferrocarril a los puertos?

-Hoy es vital y va a más. En España, el 6% de las mercancías de los puertos sale por ferrocarril y en Europa están en el 25%. Vamos a ir a lo mismo, porque las carreteras cada vez están más colapsadas.

-Para ello será básica la variante de Pajares ¿no cree?

-Lo será para El Musel y para toda la región. Pero no solo para la mercancía pesada, sino también para los viajeros.

-Hablando de El Musel, se le ha vinculado con la posibilidad de relanzar la autopista del mar. ¿Fue cierto?

-No hubo nada. En absoluto estuve vinculado a esa posibilidad, porque no tengo buques ni experiencia en autopistas del mar. Lo mío son petroleros, remolcadores y portacontenedores.

-Desde su experiencia, ¿qué recomendaciones haría al empresariado y la clase política asturiana para conseguir tanto el corredor del noroeste como el del Cantábrico que plantea?

-Lo primero es hacer un plan estratégico y después involucrarse. Hay que cohesionar a todas las asociaciones empresariales y de ahí al resto de la sociedad. También pueden hacer como nosotros, con campañas de propaganda y publicidad.

-¿Pero ese plan estratégico debería ser completo, no solo unas líneas generales, como se suelen presentar?

-Claro. Nosotros tenemos un gran equipo trabajando. Desde técnicos ferroviarios hasta especialistas en hidráulica, etcétera. Hay que tener bien montado todo el armazón, porque hay que doblar la voluntad política más importante, la de Madrid. Los políticos locales son fáciles de convencer, pero para llegar a Madrid hay que ser muy fuerte. Además, es lógico, porque las decisiones en materia de infraestructuras se toman en Madrid, sobre todo si están incluidas en la red europea de transporte, como son los casos de estos corredores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos