Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

ECONOMÍA
Tres de cada diez parados asturianos tienen «altas» posibilidades de volver a trabajar
El Principado es la cuarta comunidad donde los desempleados tienen más opciones para su recolocación
07.04.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Tres de cada diez parados asturianos tienen «altas» posibilidades de volver a trabajar
GIJÓN. Un empleado de la oficina del servicio regional de empleo de El Coto coteja ofertas y demandas de trabajo. / PAÑEDA
Tres de cada diez de los 52.474 parados inscritos en las oficinas de empleo el pasado 31 de marzo terminó el primer trimestre de 2008 con «altas» posibilidades de volver a trabajar. Así figura al menos en el índice de ocupabilidad elaborado por el Ministerio de Trabajo donde las diferencias territoriales se hace patentes una vez más. La ocupabilidad de los desempleados asturianos supera en casi diez puntos a la registrada en el conjunto del país, y el Principado es la cuarta comunidad donde los desocupados tienen más opciones para su recolocación. Sin embargo, pese a ese buen dato, más de 19.000 de los parados de la región siguen teniendo «pocas o muy pocas» posibilidades de volver al mercado labora.

Frente a las comunidades en la que los parados considerados aptos para la recolocación rondan y, en algunos casos, llegan a superar el 30%, en Aragón sólo ocho de cada cien parados tienen posibilidades de salir del desempleo. El drama laboral invade Cataluña, Extremadura, Murcia y La Rioja, junto con la ciudad de Ceuta, al haberse convertido en zonas en las que más de la mitad de los parados tiene escasa posibilidad de salir del desempleo. El índice se basa en cuatro elementos: duración del paro, ámbito de la búsqueda, actividades solicitadas y cobro de prestaciones que repercuten en la recolocación.

En resumen, permanecer en el desempleo más de 12 meses, reducir la búsqueda de trabajo al municipio de residencia o a áreas del entorno, mostrar interés únicamente por dos actividades y recibir ayudas económicas conforman el conjunto de circunstancias que dificultan la contratación.

Los responsables del Ministerio mantienen que se trata de un indicador que evita «distorsiones», «facilita la labor del SPEE» y «en ningún caso altera las cifras de parados ni su clasificación». El plan de choque para la rápida recolocación de los parados urge según se desprende de los informes correspondientes al primer trimestre de 2008. El índice general de ocupabilidad señala que el 82% de los 2.300.975 desempleados apuntados en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), antiguo INEM, tiene dificultad para encontrar un empleo. Sólo dos de cada 10 cuentan con «alta» posibilidad de volver al mercado laboral.

Asturias fue, en marzo, la única comunidad que cerró con menos parados que un año antes: las 52.474 personas inscritas en las oficinas de empleo el pasado 31 de marzo eran 1.264 menos que las que buscaban trabajo a finales de marzo de 2007.

El mayor paro en la construcción se concretó en la pérdida de 215 empleos de febrero a marzo. Mientras, los servicios arrojaron un balance positivo, con 1.603 parados menos que un mes antes. La buena marcha coyuntural del sector, debida a la celebración de la Semana Santa, se notó, además, en la creación de empleo, ya que el 77,43% de los contratos firmados en marzo en el Principado lo fueron en servicios.

Adiós a la ficha

El plan de choque del Gobierno, prometido en febrero por el titular de Trabajo, Jesús Caldera, se limita a un programa de formación ocupacional. Pretende sustituir la típica ficha cumplimentada por los parados en una serie de ayudas personalizadas, desarrolladas por 1.500 tutores u orientadores profesionales. La labor de estos funcionarios consistirá en conseguir la reinserción de sus 'protegidos'. Otra cuestión a resolver por la nueva iniciativa es qué camino seguir para averiguar las ofertas empresariales.

Voces oficiales señalan que la aprobación del plan se producirá en breve, casi con toda seguridad inmediatamente después del nombramiento del nuevo gobierno. Las mismas fuentes aseguran que el contenido está destinado a todos los desempleados, no exclusivamente a parados procedentes de la construcción y de su entorno como se había indicado en un principio.

Algo lógico si se tiene en cuenta que el índice de ocupabilidad desvela que los parados industriales y los integrantes del colectivo que busca empleo por primera vez aparecen como los más problemáticos. El 55,40% de los desocupados de la industria y el 54,40% de los jóvenes que no han trabajado nunca se enfrentan a un panorama profesional poco halagüeño. Pese a la incertidumbre reinante, el índice de escasa ocupabilidad en la construcción es inferior. Está situado en el 42,14%, porcentaje muy cercano al 42,86% de la agricultura y al 42,25% de los servicios.

Las fuentes consultadas mantienen que el proyectado plan de choque servirá para reciclar a unos 500.000 desocupados, precisamente el indicador reflejaba a 31 de marzo 418.425 parados con «alto grado» de recuperación profesional. De ese total, 187.293 eran hombres y 231.132, mujeres.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS