Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 19 septiembre 2014

Avilés

AVILES

La comarca cuenta con numerosos grupos que luchan por abrirse paso en un panorama marcado por la variedad y por la cada vez mayor influencia de internet para su difusión

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Puede que el rock de la comarca avilesina no tenga la efervescencia de que gozó a mediados de los 90, pero la llama sigue viva, y sin ganas de extinguirse. De Pravia a Nubledo, pasando por Salinas, Las Vegas, Avilés o Piedras Blancas, y llegando hasta Luanco, Candás y más allá, encontramos gente con ganas de darle duro a la más ruidosa de las disciplinas artísticas.
Aunque para muchos sigue siendo una afición, pues poquísimos se dedican profesionalmente a ello, el mayor problema de los rockeros locales es la falta de sitios donde tocar, a lo que hay que sumar el concepto de que se trata de música para minorías, alejada de gustos masivos pero no por ello falta de calidad. Antes al contrario, los grupos de la comarca ofrecen una amplia gama de música digna de escucharse.
El rock and roll eterno
Los grupos de la comarca pueden ser etiquetados de múltiples maneras, pero si algo tienen en común es la voluntad de llevar la contraria a lo que se oye en las emisoras comerciales. «Nosotros estamos circulando gracias a internet» asegura Alejandro Nelson 'Chile', vocalista de los veteranos Capitán Cavernícola. «Gracias a este sistema tenemos el verano casi completo en cuanto a conciertos». Esta emblemática banda -porque así se definen, como banda- que ha resurgido tras un largo parón, es uno de los buques insignia del rock avilesino. Preguntado por el estado actual de la música pop local, no duda en señalar que «hay buenos grupos, pero echo en falta un local de conciertos como El Cactus». Y es que el bar de Pachi Escanciano marcó a toda una generación, como a David Velado, ex Space Cakes, que añora aquella época: «Qué tiempos, ni hubo ni habrá nada igual en cuanto a rock underground». Velado se centra actualmente en la composición de temas, a piano y voz, con vistas a verlos editados por otros artistas.
En el mismo grupo militó Héctor Mella, que ahora lo intenta con Burbujas y Seres Despreciables. Refinados, heterodoxos y con la potencia visual que ofrece un grupo eléctrico con chica al violín -aunque acaban de sustituirla por un intérprete de viola-, son la última sensación del pop asturiano y no dejan indiferente a nadie: dicen ser divertidos y cambiantes, «y ahora que llevamos sección de metal somos más eclécticos todavía». Derribando fronteras y etiquetas, en suma.
Más volcados en sonidos duros, en la tradición del punk rock que tiene Castrillón, encontramos a los jovencísimos Flacidez Extrema, de Piedras Blancas, enérgicos admiradores de Fito Cabrales y sus Fitipaldis. Desde Valliniello, los aguerridos Distorsión Pro se van haciendo un sitio entre la afición volcada en el hardcore, y no sólo a nivel local: son un grupo en ascenso y en portales como YouTube se pueden ver fragmentos de sus intensos directos.
Sonidos añejos y nuevos
El glam rock, que revisita tanto a los clásicos glitter de los 70 como a los más señeros padrinos del metal tipo Black Sabbath, con toques de rock gótico, tiene como representantes genuinos a Leather Boys, que no dudan en exponer toda la parafernalia al uso desde su Myspace. Aunque si hablamos de clásicos-clásicos, tenemos a otro veterano, Xulio Antidio. La experiencia de este músico corverano abarca desde Los Duendes a los históricos AC Soul, y también conoce lo que son las denostadas orquestas de pachanga, pero donde su talento se crece es en sus nuevas composiciones. Una de ellas, 'Voodoo', debería de ser número uno de descargas en iTunes. De momento puede escucharse en su página web, sólo falta que algún empresario discográfico se decida a plastificarlo para que la música asturiana pueda presumir de otro disco de muchos quilates.
El hip hop es sin duda el género que arrasa entre la chavalería más joven, y su fortísima presencia en internet, un reflejo de lo que se ve en la calle. UnoMasUno es a día de hoy la más prometedora formación avilesina de rap, pero les siguen de cerca personajes tan carismáticos como Aida, que es DJ, productora, MC y lo que le echen. El futuro es ya mismo, y no corre: vuela.
Mención aparte merece Amador, un joven de veintiún años que igual le da al rap que a sonidos más guitarreros, haciendo parada en el pop y en cualquier estilo que le haga cosquillas. Factura una música que va de aquí a allá, pero inspirada y sentimental. A poco que depure sus influencias y centre su potencial con más precisión, podremos hablar de un nuevo fenómeno musical de la villa.
Quedan muchos otros en el tintero: Lunatic Speed Drivers, Perro Tuerto, Danger Zone, Lágrimas de María. por no mencionar las realidades cumplidas. La historia no se detiene, y mañana habrá otros muchos grupos saliendo de los lugares más insospechados.
¿Alguien habló de crisis en el rock avilesino?

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS