El Comercio

Música religiosa fusiona el barroco y la actualidad

Izumi Kando, en Santo Tomás.
Izumi Kando, en Santo Tomás. / MARIETA

La organista Izumi Kando ofreció ayer en Santo Tomás de Cantorbery un programa con dos partes diferenciadas. La primera dedicada al barroco con tres piezas de Johann Sebastian Bach y la segunda abierta a la música contemporánea con una composición suya y una obra de Hans-André Stamn.

La Semana de Música Religiosa regresará mañana con un concierto de la Escolanía de Covadonga a las 19.30 horas en Santo Tomás.