El Comercio

La cerveza asturiana está de moda

fotogalería

Las chicas del estand de la A.D. La Curtidora con las cervezas asturianas que ofertan. / Marieta

  • El festival avilesino reúne a la mayoría de las marcas artesanales de la comunidad

  • El público cada vez demanda más el producto autóctono, que se abre camino entre las grandes marcas internacionales

La cerveza asturiana está de moda, así lo afirman los puestos que trabajan con el producto autóctono en el Festival de la Cerveza de Avilés. En sus estands se encuentran productos de todas las partes del mundo, cervezas alemanas, belgas, americanas, australianas y un largo etcétera de países, pero una de las estrellas es la cerveza asturiana.

El 'boom' artesanal de esta bebida es un fenómeno mundial, aunque a España ha llegado con un poco de retraso. Javier Santos del puesto de la A.D. La Curtidora, tiene claro que «la cerveza artesana ha llegado para quedarse, paso a paso irá ganando su espacio». El estand de La Curtidora es uno de los que más ha apostado por el producto asturiano ofertando hasta siete tipos de cerveza diferentes, de las marcas Bayura, Nurse, La Xana y Vorágine.

Curuxera Brewery, de Langreo, y Ca Beleño, de Oviedo, comparten un espacio común. Ambas son lo que se conoce como 'brewpub', bares que elaboran y venden su propia cerveza. Blanca Fresno, de Ca Beleño, explica que «antes vendíamos cerveza importada, pero desde el 2012 hacemos nuestra propia cerveza y es la única con la que trabajamos».

Andrés Torre, de El Lúpulo Feroz, trabaja con cerveza Cotoya, una marca asturiana que «se está vendiendo muy bien, y es porque la gente tiene curiosidad y quiere probar cosas nuevas». Algo que comparte, Pablo García, de El Cabanón que trabaja con Caleya, «es importante que el festival tenga la idea de promocionar lo desconocido para que el público pueda descubrir el producto artesanal asturiano».

Los cerveceros también quisieron destacar lo bien que está organizado el festival en la Pista de la Exposición, «mucho más cómodo para todos, para nosotros y para el público». De momento, las dos primeras jornadas han contentado a unos cerveceros que esperan que la afluencia de público siga así.