Más de 300 músicos se citan en el Intercéltico

Juan Casas y Yolanda Alonso sostienen el cartel del festival, obra de Samuel Armas.
Juan Casas y Yolanda Alonso sostienen el cartel del festival, obra de Samuel Armas. / PATRICIA BREGÓN
  • Participarán bandas de Escocia, Irlanda, Gales, Galicia, Euskadi, Valladolid, Valdepeñas y Asturias

  • La actuación del músico vasco Kepa Junkera, el día 30, pondrá el broche de oro a un certamen que espera atraer a más de 20.000 personas

Más de 300 músicos se darán cita en Avilés la semana próxima para hacer de la ciudad el punto de referencia de las culturas celtas durante siete días. El Festival Intercéltico de Avilés y Comarca cumple 20 años y se muda a la pista de La Exposición, una nueva sede que los organizadores esperan pueda solventar los problemas de aforo que sufrieron en ediciones anteriores. «Esta puede ser la ubicación definitiva», indicó Juan Casas, el director del certamen, que presentó el programa del Intercéltico en compañía de la concejala de Cultura, Yolanda Alonso.

El concierto estrella de la programación es el de Kepa Junkera, que tomará la explanada situada en Las Meanas la noche del sábado 30 de julio. El músico vasco actuará acompañado del conjunto de Sorginak, un grupo de jóvenes percusionistas que complementarán la exhibición. «Llevábamos años queriendo traer a Junkera pero por cuestiones de agenda y presupuesto hasta ahora no fue posible», confesó Casas. El recital del grupo de rock celta Triquel el viernes a las 22.30 horas también atraerá muchas miradas.

Los organizadores calculan que la semana que viene se darán cita en Avilés más de 20.000 personas llegadas de distintos puntos de la geografía española para ver a los 152 participantes de fuera de Asturias y los 151 procedentes del Principado. La representación internacional la copan países anglosajones. Por Escocia acudirá la banda de gaitas 'Culter & District Pipe Band', por Irlanda el grupo de música y danza 'Scoil Rince Cualann' y 'Boys of the Hill' y en representación de Gales 'Dawnswyr Gwerin Penyfai'. El resto de España también tendrá un papel importante con la banda de gaitas de Xinzo de Limia gallega y la de La Manxcha de Ciudad Real.

En la carpa que se instalará en la pista de La Exposición habrá sitio para el ocio, la gastronomía, y también se adecuará un espacio dedicado a los más pequeños. En la zona exterior se ubicarán los puestos del Mercado Celta, que estará formado por un gran número de puestos con piezas de artesanía. Tanto los stands como los feriantes estarán vestidos para la ocasión. El cartel está diseñado por el joven avilesino Samuel Armas, que hizo su residencia en la Factoría Cultural.

«Queremos que la ciudad esté en ebullición, este año tenemos programadas dos actuaciones todas las tardes y luego las agrupaciones se unirán y celebrarán un encuentro en la Exposición», adelantó el director del certamen celta. Esas dos actuaciones empezarán de forma simultánea en el Parche y frente al centro comercial El Atrio. Además, en horario de 11 a 14 y de 18 a 21 horas se podrá visitar en el Palacio de Valdecarzana una muestra celta que incluye obras de arte, una alfombra floral creada por la Asociación Cultural El Pampillo de Castropol, y una colección de carteles que reflejan los veinte años de vida del certamen estival avilesino.

Otra de las novedades de esta edición es la plena participación del resto de la comarca, en concreto de los concejos de Corvera y Pravia. El sábado es el día elegido para que las agrupaciones se desplacen a esos dos municipios. En Corvera los festejos se concentrarán en la Marzaniella y en la parroquia de Trasona, donde habrá un pasacalles. «Estamos orgullosos de estas incorporaciones, ahora los dos concejos son uno más», subrayó Casas.

La edil de Cultura valoró el cambio de ubicación del centro neurálgico de las actividades, un traslado con el que espera se aumente la oferta de ocio. «El Intercéltico es una fiesta de interés turístico regional y tenemos que felicitar a las entidades que participan en el certamen», aseveró Alonso. Por su parte, Juan Casas confesó que lleva ya unos días pendientes de los partes meteorológicos, que por ahora aseguran buen tiempo. «Siempre llueve un día y casualmente suele coincidir con la llegada de la delegación de Irlanda», bromeó el director del festival.