El Comercio

El asalto de los ladrones de ruedas

Uno de los turismos afectados, que fue calzado con un tronco para llevarse los neumáticos
Uno de los turismos afectados, que fue calzado con un tronco para llevarse los neumáticos / LVA
  • Dos Renault Clio estacionados en La Luz y La Rocica sufren idénticos robos

Los ladrones de ruedas han hecho de las suyas en la zona sur de la ciudad con un doble asalto perpetrado en la noche del pasado jueves al viernes. Los delitos ya se han denunciado ante la Policía Nacional que ha iniciado las investigaciones.

La actuación delictiva comenzó en La Rocica, donde los delincuentes calzaron un Renault Clio con cajas de fruta para sustraer sus ruedas. Sin embargo, no llegaron a terminar su acción y marcharon del lugar con sólo dos ruedas, posiblemente ante el riesgo de ser descubiertos. Aunque también cabe la posibilidad de que huyesen cuando cedieron las cajas de fruta y por el temor a ser descubiertos. La brusca caída del vehículo le generó importantes daños materiales.

En el aparcamiento de La Luz culminaron su robo. Nuevamente fue un Renault Clio. En este caso, reforzaron la seguridad y calzaron el turismo con tacos de madera. Para conseguirlos no dudaron en asaltar una caseta de aperos próxima al lugar y apropiarse de ellos. Así alcanzaron su objetivo: conseguir cuatro ruedas.

El viernes por la mañana, los propietarios descubrían la fechoría y lo denunciaron ante la Policía Nacional que iniciaba sus investigaciones. A lo largo del viernes, se desplazaron agentes al lugar para buscar huellas en los vehículos e iniciar la búsqueda de información.

El sábado, los propietarios de La Luz encontraban una nota en el parabrisas. Aunque temían que se tratase de un golpe al vehículo, su lectura les tranquilizó. Era la propietaria de los tacos de madera que solicitaba su devolución una vez que no fuesen necesarios para mantener alzado su coche.

Otros delitos en la zona

La noticia del robo fue compartida en redes sociales y alimentaba el malestar por la sucesión de hechos delictivos en la zona.

Así, en la noche del sábado al domingo personas desconocidas destrozaban las puertas del bar El Recreo para acceder a su interior.

Hace unos días, el estanco de El Pozón sufría un atraco cuando una persona se lleva la recaudación del día.

Después de un periodo de tranquilidad, los vecinos de Avilés sur vuelven a sufrir la sucesión de pequeños robos y actos de vandalismo, como una vecina que denunciaba como una persona pegaba patadas a los retrovisores de los turismos desde su motocicleta. De forma generalizada, se reclama más vigilancia policial.

Temas