El Comercio

Cuatro detenidos en una operación contra la venta de anabolizantes

El gimnasio Charly, en Marqués de Casa Valdés, fue ayer objeto de una inspección policial.
El gimnasio Charly, en Marqués de Casa Valdés, fue ayer objeto de una inspección policial. / PALOMA UCHA
  • Agentes de la Comisaría de Policía Judicial de Madrid registraron cuatro negocios y tiendas de nutrición en Gijón, Avilés, Piedras Blancas y Arriondas

Nuevo golpe contra el tráfico de sustancias anabolizantes. La Policía Nacional registró en la jornada de ayer el gimnasio Charly de la calle de Marqués de Casa Valdés en el marco de una operación que se desarrolla a nivel nacional y que en Asturias se salda hasta el momento con cuatro personas detenidas -entre las que se encuentra un guardia civil- y cuatro negocios inspeccionados en Gijón, Avilés, Piedras Blancas y Arriondas.

Los trabajos policiales se han centrado en los ambientes de culturismo, en centros deportivos y en tiendas de nutrición en las que las fuerzas de seguridad consideran que se venden productos prohibidos como esteroides. Los cuatro arrestados se encuentran en los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía a la espera de pasar a disposición judicial.

Las investigaciones corren a cargo de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría General de Policía Judicial de Madrid. Los agentes se desplazaron en los últimos días hasta el Principado para materializar la operación en la que llevan meses trabajando. Al parecer, se trata de una ramificación de una supuesta red criminal dedicada a la comercialización de sustancias estupefacientes, entre las que habría anabolizantes y otro tipo de drogas.

Los agentes registraron durante varias horas el establecimiento deportivo de la calle de Marqués de Casa Valdés en presencia de un agente judicial. Tras una minuciosa inspección, abandonaron el local con varias bolsas. Los responsables del gimnasio eludieron pronunciarse sobre la intervención policial y remarcaron que «sigue abierto y funcionando con total normalidad».

Se da la circunstancia de que el propietario del negocio se encontraba de vacaciones fuera de la ciudad, al igual que el dueño de la tienda de nutrición de Avilés y el gimnasio de Piedras Blancas que están en el punto de mira de la investigación. Para acceder a ese comercio avilesino -ubicado en la calle González Abarca, número 12- los funcionarios se valieron de herramientas para cortar la verja y la cerradura de la puerta. Permanecieron en el interior en torno a una hora y media y también en esa ocasión abandonaron en lugar con una bolsa en la mano.

Investigación en curso

La operación policial continúa abierta y no se descarta que en los próximos días se produzcan más detenciones y registros en negocios dedicados a la práctica de culturismo. Los trabajos están dirigidos por un juzgado de instrucción de Madrid y contaron con el apoyo técnico de los agentes de Unidad de Prevención y Reacción (UPR), así como de la Brigada de Policía Judicial. Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han reforzado en los últimos tiempos las unidades especializadas en la lucha contra el tráfico de sustancias anabolizantes, un negocio ilegal que se ha incrementado notablemente a raíz del florecimiento de los denominados gimnasios 'low cost' y del auge de la práctica del deporte y las competiciones de culturismo.