El Comercio

«No por ser humildes se es menos»

Alfonso Abel, ayer junto a Mariví Monteserín antes de la lectura del pregón en La Carriona.
Alfonso Abel, ayer junto a Mariví Monteserín antes de la lectura del pregón en La Carriona. / MARIETA
  • El párroco de La Carriona, Alfonso Abel Vázquez, protagoniza el pregón de las fiestas

  • Recién llegado al barrio, se muestra muy agradecido por la acogida y recuerda en su discurso el difícil pasado del vecindario

«Cuando uno es un recién llegado, sorprenden estos actos de muestra de cariño», comentaba ayer un emocionado Alfonso Abel Vázquez, párroco del barrio de La Carriona desde hace apenas unas semanas, durante el pregón con el que se abrieron las fiestas que se extenderán durante todo el fin de semana. «He estado en otros sitios mucho más tiempo y nunca me han llamado para algo así, estoy realmente agradecido», bromeó este gallego de nacimiento, pero asturiano de corazón, porque «ya se sabe que el burro es de donde pace, no de donde nace».

El cura quiso centrar el pregón en recordar el difícil pasado de un barrio que se desarrolló a raíz de Ensidesa, pero siempre a la sombra de Avilés o Llaranes. «Aquí estuvo presente durante muchos años el 'chabolismo oficial', está documentado que a más de 5.000 personas no les llegaba el agua a sus casas, por no hablar de las aceras en mal estado, las calles con mucha pendiente o el mal estado generalizado de los edificios», recordó el párroco. «El tercer mundo estaba en Avilés, aunque muchos poderosos no hicieran nada por remediarlo», continuaba.

El cura, que encontraba la complicidad y la verificación de los datos en las miradas de los presentes en el Centro Sociocultural, veteranos en su mayoría, no recordó las penurias del pasado para reabrir las viejas heridas, sino que lo utilizó para aplaudir el empeño de todos los vecinos por sacar adelante las labores de mejora del barrio. «Cuando me comunicaron el nuevo destino y me empezaron a hablar de las parroquias, que si una era mejor que la otra o la más importante, yo les dije que la fundamental sería aquella que presentase más necesidades; hoy puedo corroborar que es La Carriona», explicaba para completar sus palabras reconociendo que «no por ser más humildes se es menos, al contrario, se destaca por la capacidad de sobreponerse a las adversidades».

Tras su discurso, Alfonso Abel Vázquez deseó unas buenas fiestas a todos los vecinos, no sin antes invitar a todos los feligreses a la reinauguración de la parroquia bajo su dirección el próximo 16 de septiembre. Por su parte, desde la Asociación de Vecinos pidieron a los presentes que les «pasasen por alto los posibles defectillos» en una organización que ha sido muy dura por la falta de recursos. «El caso es estar juntos y llevarnos todos tan bien como ahora», dijo la presidenta.

Parece que nadie notó los «defectillos» por la noche, cuando reinó el buen ambiente de la música rock en el la séptima edición del festival La Carriona Rock. Los grupos Envidia Kotxina, Caso Omiso, Sartenazo Cerebral, Rock Rules e Infection actuaron frente a un público entregado y deseoso de disfrutar las últimas fiestas del verano avilesino. La noche de conciertos deja paso a otro día cargado de actividades, entre las que destaca el Show de Susana como atractivo para los más pequeños.