El Comercio

Javier García, en El Jardín de Rivero.
Javier García, en El Jardín de Rivero. / PATRICIA BREGÓN

«El pequeño comercio tiene miedo a recurrir a la publicidad»

  • Javier García, escritor y copywriter

  • La nueva iniciativa de Javier García hace posible el contacto entre comerciantes y creativos para abaratar los costes de promoción

Javier García es promotor de una iniciativa cuyo objetivo es poner en contacto a empresarios del pequeño comercio avilesino con artistas emprendedores que necesiten un impulso en su campo. Aunque este proyecto está tomando aún forma, su creador tiene muy claras las bases y los objetivos que persigue.

-¿En qué consiste esta iniciativa?

-Consiste en reunir por un lado a empresarios locales y por otro a creativos de todo tipo, desde músicos a ilustradores. Así, las dos partes se hacen más visibles, consiguen mejor sus objetivos y no tienen que recurrir a agencias de publicidad. Además, también queremos fomentar a los creativos avilesinos que muchas veces se ven obligados a marcharse de la villa porque no tienen ningún impulso. Aquí hay mucho potencial para muchas cosas, pero no se aprovecha. En El Jardín de Rivero se pueden conocer tanto empresarios como emprendedores para impulsar sus proyectos.

-¿Quiénes están invitados a participar?

-Tanto personas que tienen una iniciativa creativa, sean diseñadores, directores de arte o músicos, que necesiten impulsarse con ayuda publicitaria, como el pequeño comercio avilesino que esté dispuesto a ofrecerse para ello. Parece que la iniciativa está siendo bien acogida. Empezamos con la visita de dos personas que enseguida establecieron contacto. Es un proyecto que aún está en fase experimental, pero que preveo que puede ser una muy buena oportunidad, no solo para los que intentan iniciarse en el mundo laboral, sino también para las personas que necesitan hacerse una nueva publicidad.

-¿En qué les beneficia tanto a emprendedores como a empresarios?

-En que por un precio más económico, se consiguen resultados más visibles en un espacio corto de tiempo. El público que está abierto a esto tiene que perder la timidez y contactar cara a cara con el empresario que está dispuesto a ayudarle.

-¿Cómo surgió esta iniciativa?

-Después de estudiar un poco el comercio de Avilés, vi que los resultados que obtenían no eran buenos, ya que tiene un cierto miedo a recurrir a la publicidad, porque todo empieza y acaba con las grandes agencias. Mi iniciativa consiste en quitar a los intermediarios para que por un precio más económico y con mucha más facilidad, los emprendedores puedan hacerse publicidad.

-¿Qué le aportan los empresarios que participan en la iniciativa a los creativos?

-Les aportan una especie de reto, porque con poco tiempo de plazo de entrega tienen que conseguir resultados visibles. Pero claro, no se trata de una publicidad masiva como la que aportan la radio o la televisión, es en una escala más pequeña buscando un sector de público mucho más concreto que el empresario conoce. El empresario, dentro de su sector, impulsa publicitariamente al emprendedor con el que participa. Es aquí, en El Jardín de Rivero donde se establece el punto de encuentro entre los dos y así conocerse para luego acordar el objetivo y los medios que utilizarán para ello.

-¿Ve un futuro prometedor para esta iniciativa?

-La verdad es que sí. Aunque aún no estemos asentados completamente, lo veo positivo y necesario para el comercio avilesino, ya que últimamente no está pasando por un buen momento. Este encuentro no es cosa de un día, sino que es necesario que se repita como mínimo una vez al mes, ya que la gente aún no nos conoce y poco a poco se irán apuntando más empresas y más creativos que quieran participar.