El Comercio

El PSOE retira las facturas de Festejos para conseguir el apoyo del PP en el Pleno

La edil de Hacienda, Raquel Ruiz, en el centro en una sesión plenaria.
La edil de Hacienda, Raquel Ruiz, en el centro en una sesión plenaria. / MARIETA
  • Argumenta que el objetivo es permitir que el resto de acreedores cobre el dinero que se le adeuda

  • Los populares se abstendrán, lo que garantizaría que la propuesta saliese adelante si Ciudadanos mantiene su postura

El gobierno municipal ha retirado del paquete de facturas pendientes de pago que llevará al Pleno las correspondientes a Festejos, por importe de 18.000 euros. La decisión obedece a la certeza de que si se mantienen la oposición volvería a bloquearlo, y en consecuencia el resto de acreedores tendrían que seguir esperando. No será así. Una vez conocida la decisión del gobierno local de conservar las de Festejos en el cajón, el PP anunció ayer que se abstendrá, por lo que la propuesta saldrá adelante y aquellos con facturas incluidas en el paquete ajenas a la polémica área podrán cobrar lo que el Ayuntamiento les adeuda. Suman 180.421 euros.

«Son pequeños empresarios y no queremos perjudicarles», argumentó la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, que defendió la «legalidad» de las susodichas facturas de Festejos. «Los informes son favorables e Intervención les ha dado su visto bueno. No hay dudas, salvo las de los partidos que se niegan a aprobarlas», dijo en alusión a PP, Somos, Izquierda Unida y Ganemos. Suman catorce concejales, suficientes para impedir que la propuesta salga adelante, como sucedió en el Pleno anterior.

El PSOE, que solo contó con el apoyo de Ciudadanos, decidió entonces retirar la propuesta del orden del día y desde entonces la postura de los cuatro referidos partidos con respecto a las facturas de Festejos se mantiene inalterada. «No estamos de acuerdo ni con las formas ni con su naturaleza. Simplemente son inasumibles», reiteró ayer el concejal popular Alfonso Araujo.

A su juicio la decisión del gobierno socialista de retirarlas del paquete que presentará en la sesión plenaria del próximo jueves «refleja que el área de Festejos no funciona. Es una tras otra. Su titular -Ana Hevia- no da explicaciones y seguimos esperando el informe», añadió en relación a una serie de pagos irregulares desvelados por LA VOZ DE AVILÉS que aún no se han esclarecido.

Araujo recordó que la alcaldesa, Mariví Monteserín, «dijo en el Pleno anterior que estaba a punto de concluirse y que nos lo entregaría antes de la próxima sesión. Y no va a ser así».

El origen de las facturas incluidas en el paquete que será aprobado por el Pleno es variado, desde servicios vinculados a la teleasistencia a actividades extraescolares o de educación. Todas se giraron a lo largo del presente año y no contaban con partida presupuestaria asignada, razón por la que necesitan el visto bueno del Pleno. La fórmula se denomina reconocimiento extrajudicial de créditos, herramienta concebida precisamente para efectuar pagos de bienes adquiridos o servicios prestados por imprevistos o situaciones sobrevenidas, y que por tanto no estaban incluidas en el debe de las cuentas municipales.

El abuso que, a su juicio, realiza el gobierno municipal de esta vía es uno de los caballos de batalla de la oposición, especialmente de los tres partidos situados en el ala más a la izquierda y en menor medida del PP, que a la postre siempre ha terminado absteniéndose y permitiendo así el pago de facturas por reconocimiento judicial de créditos.

Siempre hasta que llegaron las de Festejos. Una corresponde a la actuación de una formación musical cántabra que actuó en las fiestas de San Agustín 2012 con un repertorio a base de temas interpretados en 1912 por la orquesta del 'Titanic' junto antes de que el buque se fuese al fondo del Atlántico. Según el PP, el contrato se cerró de forma verbal, sin el debido soporte. Otra, a la compra de 259 latas de uvas para las campanas de Nochevieja de 2015 -«cuando todo el mundo sabe que ese día se comen uvas, por lo que nunca puede entenderse como un gasto no previsible», apostilla Araujo- y una tercera a una exposición incluida en la última edición de Bitácora, el año pasado, titulada 'Los barcos de fumo'.

La pregunta es cuándo se abonarán. «El día que la oposición disipe sus dudas», responde la concejala de Hacienda, punto que a día de hoy no se vislumbra en el horizonte, por lo que en un principio a los acreedores solo les queda una vía, la judicial. Raquel Ruiz incide en que «los técnicos municipales no tienen ninguna duda» y recuerda que «en ocasiones anteriores se llevaron al Pleno facturas similares y se aprobaron. Pero esta vez cuatro partidos de la oposición se niegan pese a que no hay otra alternativa. Solo pueden pagarse por la vía de reconocimiento extrajudicial de crédito», reiteró.

Araujo dejó entrever ayer que el PP solo variará su postura «cuando el gobierno local solucione el caos en el que está inmerso Festejos», lo que podría interpretarse como una petición de dimisión de la concejala del área, Ana Hevia. En cuanto al informe de asistencia técnica encargado a una asesoría externa con ánimo de esclarecer los pagos irregulares, «la convocatoria recoge que eran 'veintipico' horas de trabajo. Llevamos meses de espera, y seguimos igual», concluyó el concejal popular.

Ruiz, por su parte, afirmó que ambos asuntos «no tienen nada que ver», ensalzó la postura de Ciudadanos, «el único grupo que mantiene una actitud responsable» en la materia, y subrayó una vez más que «esas facturas cuentan con informes de hasta cuarenta páginas que avalan su legalidad».