El Comercio

La parroquia de Santo Tomás exhibe el Lignum Crucis por las calles de Sabugo

La parroquia de Santo Tomás exhibe el Lignum Crucis por las calles de Sabugo
  • Tras el acto religioso, los cofrades disfrutaron de un vino español servido en el Hotel 40 nudos

La parroquia de Santo Tomás de Cantorbery celebró ayer sábado la fiesta de exaltación de la Cruz o Lignum Crucis, reliquia del cristianismo que se refiere al madero usado por los romanos para crucificar a Jesús de Nazaret. El fragmento que se guarda en Avilés, bajo custodia de la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Santa Vera Cruz, llegó a la ciudad hace 61 años procedente del monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria).

Tras la adoración, en la vieja de Sabugo, la reliquia salió en procesión escoltada por la banda de tambores de la referida cofradía, cofrades y un grupo de fieles hasta la iglesia parroquial de Santo Tomás de Cantorbery, donde fue depositada sobre el altar.

Acto seguido se celebró una misa ofrecida a los cofrades difuntos y cantada por el Coro Amigos de Sabugo. Tras el acto religioso, los cofrades disfrutaron de un vino español servido en el Hotel 40 nudos.

Temas