El Comercio

Los ayuntamientos piden al Principado que Cogersa recoja los animales abandonados

Vista general de las instalaciones del vertedero de Cogersa, donde se plantea ahora que se instale un servicio de recogida y depósito de animales abandonados en todos los concejos del               territorio asturiano.
Vista general de las instalaciones del vertedero de Cogersa, donde se plantea ahora que se instale un servicio de recogida y depósito de animales abandonados en todos los concejos del territorio asturiano. / JOSÉ SIMAL
  • La medida, que sustituye a la idea original de construir una perrera comarcal en terrenos del vertedero, cuenta con el rechazo de las protectoras de animales

  • La Federación Asturiana de Concejos plantea a la consejera la adjudicación del servicio a la entidad pública

De la última propuesta conocida públicamente, que se habilite un albergue de animales supramunicipal en terrenos de Cogersa, a que sea este consorcio el que se haga cargo de su gestión. Así consta en la carta remitida por la Federación Asturiana de Concejos a la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, en la que se solicita que «sea el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos en Asturias, Cogersa, donde estamos todos los ayuntamientos, quien se haga cargo de este servicio local», es decir, de «la recogida y depósito de animales».

Las protectoras y asociaciones en defensa de los animales han puesto el grito en el cielo con esta propuesta. «Cogersa ya nos recoge la basura, que nos recoja también a los perros, ¿no?», censura Alejandra Mier, de La Protectora, a preguntas de LA VOZ DE AVILÉS.

El escrito enviado a la consejería considera que esta propuesta «implicará, sin duda, un análisis en profundidad del tema, de cara a plantear incluso formalmente una modificación de los estatutos sociales de Cogersa» pero, según reflejan las mismas líneas, más de 45 ayuntamientos se han mostrado conforme a esta solución.

El concejal de Mantenimiento y Servicios Urbanos, Miguel Ángel García Balbuena, ha confirmado que están a la espera de que Belén Fernández se pronuncie al respecto y fije una fecha para debatir el asunto. Asegura que «no descartamos ninguna posibilidad y no queremos que el asunto se eternice», una de las acusaciones que les recrimina el colectivo que desde hace años reclama un depósito para animales abandonados que es obligatorio por ley. En este sentido, la jefa de servicio de Sanidad y Producción Animal de la consejería de Desarrollo Rural, preguntó en junio por escrito al Ayuntamiento si disponía de tal centro y exigía explicaciones sobre si se estaba haciendo algo al respecto. «Contestamos inmediatamente porque llevábamos ya un año en conversaciones con Castrillón», afirmó Balbuena.

Unas cifras en aumento

Que cada vez más avilesinos deciden integrar a un compañero animal en la familia es un hecho fácilmente constatable en parques y supermercados. Si, además, a la percepción se le puede poner número, no hay contestación posible. Y, en el caso de los perros, sí se puede hacer por la obligatoriedad legal que tiene su dueño de llevarlo al veterinario e identificarlo con un microchip. Según el Registro de Identificación de Animales del Principado de Asturias (RIAPA), en Avilés hay censados 13.509 perros, lo que representa un 7,7% de los 174.915 que constan en toda Asturias. A los que habría que añadir los de propietarios menos responsables que tengan a su mascota sin el chip que, según las estimaciones de profesionales del sector, sería una minoría.

En el caso de los gatos es imposible no solo cifrar, sino incluso estimar un número que, seguramente, será cambiante, dada la red de protectoras y particulares que recogen minino de las calles para procurarles un hogar. En el RIAPA constan 399 pero desde el propio Colegio de Veterinarios advierten de que no es un número representativo porque solo es obligatorio 'legalizar' a los perros. Esto parte de la Ley de Protección Animal de 2002 que exige implantar un microchip a ambas especies «en las condiciones que reglamentariamente se determinen» y ese reglamento solo ha sido desarrollado en el caso de los perros. Por eso, aunque los dueños de gatos les faciliten asistencia sanitaria, el profesional no está obligado, y de hecho la mayoría no lo hace, a trasladar estos registros a la base de datos del colegio.

En el RIAPA constan también 16 hurones en la comarca y 17 en el epígrafe 'otros', que da cabida a distintas especies. Por años, desde 2014 se ha apreciado un mayor número de animales identificados. Así, si en 2010 se inscribieron 1.206 y de 2011 a 2013 ese número bajó, hace dos años ya se percibió un aumento notable, de los 1.059 animales registrados en 2013 se pasó a los 1.239 del año siguiente. Fue en consonancia con la tónica regional, donde se pasó de 14.780 animales dados de alta en 2013 a los 15.982 del siguiente. En lo que va de año se cuentan 9.987 a día de hoy, por lo que de seguir el ritmo estaríamos hablando de un nuevo aumento.

Veterinarios y supermercados consultados constatan que, números a un lado, el gato como animal de compañía ha ganado enteros en la última década. Es habitual ver a clientes en las colas del supermercado portando arena, comida o algún tipo de chuchería para su minino. Una «demanda sostenida y continua» en los últimos diez años y que se extiende a toda la alimentación de animales, aseguran desde Alimerka. Eso sin contar, las compras a través de la red.

Opinión de los veterinarios

El dato lo confirma el veterinario Gabriel Bustillo que en su clínica ha visto como «cada vez más personas se inclinan por un gato porque no hay que sacarlo a pasear». En ese sentido, es un animal de compañía más 'cómodo' e independiente que un perro. Sin embargo, sigue siendo este el que más visita las clínicas veterinarias aunque, en este punto, Bustillo ignora la explicación. Quizás por tradición, apunta, pero sin atreverse a afirmarlo. De todas formas, todo es cuestión de evolución y en grandes ciudades ya hay clínicas veterinarias exclusivamente para gatos.

Quien ha sabido detectar esta tendencia ha sido la Cámara de Comercio de Avilés que, desde hace cuatro años, ha visto crecer exponencialmente Principets, su Salón de las Mascotas. Porque el animal es un miembro más del hogar y, como tal, su familia le provee de todos los servicios posibles, a veces hasta inimaginables. En la última edición del salón, sus responsables subrayaron datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía que estimaban que casi en un 49,3% de los hogares españoles (16,1 millones) había un animal doméstico, con una facturación del sector en torno a los 600 millones de euros anuales.

Ha sido una industria que en años de crisis ha crecido porque aunque el RIAPA constante que durante tres años el número de altas bajó, todos esos animales que ya estaban en los hogares asturianos han necesitado comida y asistencia sanitaria.