El Comercio

Un perro en una concentración para pedir la perrera comarcal.
Un perro en una concentración para pedir la perrera comarcal. / M. A.

El gobierno local de Avilés tendrá que dar explicaciones a la oposición en el Pleno

La solicitud que desvela hoy este periódico de que sea Cogersa quien gestione la recogida y depósito de animales abandonados en Asturias arroja más incertidumbre a la respuesta que deberá dar el gobierno municipal de Avilés en el Pleno del próximo jueves ante las preguntas efectuadas por IU, Somos y Ganemos.

Los tres partidos han planteado una pregunta sobre el asunto a formular en la sesión plenaria. «¿Han avanzado en algo las negociaciones de este Ayuntamiento con otros limítrofes y/o la Federación Asturiana de Concejos (FACC) para resolver el tema de la recogida y refugio de animales abandonados?», dice su enunciado.

Los firmantes inciden en que el pasado 29 de julio presentaron ante dicho organismo un documento «avalado por veinticinco colectivos diferentes sobre los requisitos a tener en cuenta para elaborar licitaciones para los servicios de recogida y mantenimiento de animales abandonados. Pasado este tiempo no hemos tenido ninguna noticia al respecto. ¿Han recibido el Ayuntamiento o la FACC alguna notificación sobre este documento y/u otros sobre esta tema?», añaden.

Hasta ahora lo único que se sabía era la intención de Avilés, Castrillón, Corvera e Illas de crear un albergue de animales de ámbito municipal, retomando así un proyecto que ya se había puesto sobre la mesa tres años atrás. Lo rescataron en el mismo lugar en que había sido aparcado, solicitar permiso a Cogersa, órgano gestor del vertedero central de Asturias, la ubicación propuesta. La Federación Asturiana de Concejos se involucró en el proyecto, al que inmediatamente se sumaron otros tres municipios, Gozón, Carreño y San Martín del Rey Aurelio.