El Comercio

Asturiana de Zinc recibe la primera gran partida de blenda procedente de Alaska

El 'Talimen' es similar al 'Lowlands Nello', en la imagen, el barco que el año pasado descargó la primera partida de blenda de Alaska.
El 'Talimen' es similar al 'Lowlands Nello', en la imagen, el barco que el año pasado descargó la primera partida de blenda de Alaska. / MARIETA
  • Son 59.874 toneladas que llegarán mañana en las bodegas del 'Talimen' y se esperan otras dos similares en las próximas semanas

Asturiana de Zinc recibe mañana miércoles la primera partida del año de blenda (concentrado de zinc) procedente de Alaska (Estados Unidos), 59.874 toneladas estibadas en el 'Talimen', un 'panamax' de 229 metros de eslora y doce de calado abanderado en Liberia. Es la primera mercancía por tráficos del puerto, por encima del millón de toneladas al año destinadas en su totalidad a la referida multinacional, su principal cliente gracias no solo a la importación de este mineral, también a la exportación de producto terminado y del ácido sulfúrico resultante del proceso de electrólisis.

Le sigue el carbón, si bien las presiones de los mineros, que exigen que las centrales térmicas prioricen el nacional al de importación, se ha traducido en un ligero descenso en los últimas semanas. Desde primeros de agosto también ha disminuido la actividad en los muelles de Arcelor y en general en todos los del puerto comercial, 'parón' que previsiblemente se irá diluyendo a medida que entre el otoño. Con todo, el presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, estima que el volumen de tráficos del año será ligeramente inferior al de 2015, cuando se superaron los cinco millones de toneladas.

La blenda es la materia prima del proceso de producción de la factoría de San Juan de Nieva. La recibe periódicamente a lo largo de todo el año desde países como México, Perú, Australia o Costa de Marfil, si bien las partidas más importantes arriban entre principios de septiembre procedentes de Alaska (Estados Unidos), aprovechando la única época del año en la que los rompehielos pueden abrir ruta a los grandes graneleros en el Océano Ártico. Normalmente son tres, con una carga total de unas 160.000 toneladas.

Se extrae de la mina a cielo abierto Red Dog, la segunda mayor explotación de concentrado de zinc del mundo. Enclavada en un inhóspito paraje del Noroeste del estado, a unas 46 millas del Mar de Chukchi, se embarca mediante gabarras en Kivalina, al Norte del estrecho de Bering. Es una larga singladura. Un buque como el 'Talimen' precisa unas cinco semanas para cubrir las 10.958 millas (20.294 kilómetros) que, a través del Canal de Panamá, median entre Kivalina y Avilés.

En San Juan

La descarga se realiza en el muelle Sur de la dársena de San Juan. Una vez en tierra el mineral se almacena en un silo construido y financiado en su totalidad por la empresa en el muelle Oeste de la misma dársena que conecta directamente, mediante una cinta transportadora capotada, con la factoría. El sistema ha requerido una inversión de más de once millones de euros y se ha llevado a cabo para reducir el impacto ambiental que generan las operaciones con este mineral, susceptibles de emitir contaminación en forma de partículas PM10.

Asturiana de Zinc tiene previsto construir una segunda nave de acopio de blenda. Ya dispone de la parcela, 45.000 metros cuadrados en régimen de concesión administrativa por la que paga en concepto de tasa de ocupación 483.522 euros cada uno de los cuatro años que estipula el contrato. Se extiende entre los muelles Sur y Oeste de la dársena de San Juan , el mismo espacio en que Cementos Tudela Veguín realizaba sus operaciones de carga de clínker, principal componente del cemento, congeladas desde hace meses por decisión de la empresa. Si como se espera las reanuda, tendrá que desplazarlas al muelle de Raíces Viejo, adaptar sus expediciones al calado, ocho metros, cuatro menos que el muelle Sur de San Juan de Nieva, y cumplir la normativa medio ambiental que exige el Puerto en base a las condiciones que recoge la autorización del Principado.

El proyecto de la nueva nave de Asturiana de Zinc lleva la firma de José Ramón Fernández Molina, el mismo que diseñó la primera, situada en el perímetro portuario, a pies de la carretera de San Juan, y fácilmente identificable tanto por sus vivos colores como por su diseño, alejado del clásico concepto de instalación portuaria.

Asturiana de Zinc es una las principales empresas exportadora de Asturias. Su producción anual de zinc -metal de múltiples usos industriales- supera el medio millón de toneladas, de las que aproximadamente tres cuartas partes termina en el extranjero, con un valor que podría situarse por encima de los mil doscientos millones de dólares, siempre en función del fluctuante precio del zinc, al alza en los últimos meses pero lejos aún de sus máximos históricos.