El Comercio

Un perro observa un recorte de prensa utilizado en una de las concentraciones para pedir la perrera comarcal.
Un perro observa un recorte de prensa utilizado en una de las concentraciones para pedir la perrera comarcal. / MARIETA

Cogersa pide más información a los ayuntamientos sobre la gestión de la perrera

  • Medio Ambiente está a la espera del informe jurídico, técnico y económico para fijar una reunión sobre el proyecto

  • El gobierno municipal de Avilés tranquiliza acerca del papel que desempeñaría el consorcio

La construcción del futuro albergue de animales abandonados de Avilés y comarca se encuentra a la espera de que Cogersa, el consorcio para la gestión de los residuos del Principado, elabore un informe con las premisas jurídicas, técnicas y económicas que implicaría su «gestión», tal como pidió por carta la Federación Asturiana de Concejos (FACC) a la consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente, organismo del que depende Cogersa, a principios de agosto. Tras esta misiva y antes de fijar una reunión con el remitente, el departamento dirigido por la consejera Belén Fernández solicitó un informe a Cogersa sobre la viabilidad de asumir tal gestión, tal y como desveló ayer LA VOZ DE AVILÉS.

El pasado viernes, día 9, la gerencia del consorcio respondió a la consejería que no disponía de datos suficientes, tales como inversión o personal necesario, para firmar tal documento y ayer mismo se solicitó esa información al presidente de la Federación que, previsiblemente, tendrá que reunir a los representantes de los 45 ayuntamientos que se han interesados en sumarse el proyecto.

En Avilés, las explicaciones oficiales llegarán el próximo jueves, día de pleno municipal. Es el momento que espera la mayor parte de la oposición para aclarar las dudas suscitadas por la carta que la FACC envió a la consejera de Medio Ambiente. De la construcción de un ente supramunicipal en el que estarían interesados además de Avilés, Castrillón, Corvera, Illas y San Martín del Rey Aurelio, se ha pasado a proponer que sea el Consorcio de Gestión de Residuos del Principado el que se haga cargo «de la recogida y depósito de animales».

La carta ha puesto «los ojos como platos» a Izquierda Unida y ha hecho temer lo peor a las diferentes asociaciones en defensa de los animales, que desconfían del fin último de las administraciones locales al derivar la custodia de animales abandonados a la empresa especializada en el tratamiento de residuos. En la misiva no se menciona la posibilidad que habían adelantado los portavoces de cada ayuntamiento de habilitar una zona específica en terrenos del vertedero de Cogersa para la construcción de un albergue de animales abandonados, tan solo se habla de «recogida y depósito», «como con la basura», advierten desde La Protectora.

La Federación Asturiana de Concejos tranquilizó ayer acerca de las suspicacias surgidas al conocer el contenido de la carta al reconocer que quizás la redacción no había sido la más precisa, pero que «solo se trata de que Cogersa sea un instrumento de gestión», principalmente «porque es un consorcio en el que están representados todos los ayuntamientos» que, aunque por ley algunos no están obligados a tener albergue de animales, sí están interesados en contar con un lugar en el que mantenerlos.

A la alerta de los animalistas se sumó ayer Izquierda Unida que, por boca de su concejala Carmen Conde, aseguró que «no estamos entendiendo nada». «¿Qué está pidiendo la FACC, autorización para un macroalbergue o para un depósito de cadáveres?», se preguntó. Recordó que su grupo rechaza «de plano» la creación de un macroalbergue y espera una respuesta oficial del concejal de Mantenimiento y Servicios Urbanos, Miguel Ángel García Balbuena, con el que reconoció una relación fluida e información puntual de forma informal, pero que ahora quieren que se traslade por los cauces oficiales. Urgió, también, a avanzar paralelamente con la ordenanza de tenencia de animales.

Balbuena, que asegura entender la «inquietud» que genera este tema «por los muchos años de dimes y diretes», se encargará pasado mañana de poner al día a la oposición y, al igual que la FACC, de aclarar que la propuesta que transmitió al resto de grupos a finales de julio no ha cambiado. «La idea es construir un albergue bien en terrenos de Cogersa, bien fuera. Estamos echando el resto, pero primero tenemos que ir cerrando puertas», aclara a la vez que los tiempos de este tipo de proyectos.

Una gestión más sostenible

Aunque sorprendidos por haberse enterado por LA VOZ DE AVILÉS, el Partido Popular, a través de su concejal Francisco Zarracina, mostró su apoyo al proyecto de «macroalbergue» en terrenos de Cogersa, si como parece esta es la propuesta sobre la que se trabajará. «Tiene que ser un albergue de animales en condiciones, que permita ahorrar en alimentos, en mano de obra y en otra serie de aspectos. Un ente supramunicipal siempre saldrá más rentable que gestionarlos en solitario». Recordó que el PP planteó hace ya algunos años esta posibilidad que ahora se retoma.

«Habíamos pedido la constitución de una comisión de trabajo para ir aportando ideas y trabajando en esta propuesta, que nosotros defendemos tras habernos reunido con la federación de veterinarios y comprobar que es la que más les gusta», afirmó.

Pese a su disposición a apoyar el gobierno en estos trámites, «no queremos más disculpas y más rodeos». «Si el gobierno local es socialista, el del Principado también y en la FACC hay mayoría de ayuntamientos socialistas, no tendría que haber mayor problema en sacar esto adelante». Respecto a las críticas de las asociaciones en defensa de los animales, consideró que «opinar en contra antes de ver el proyecto es absurdo».

Precisamente la ambigüedad de la carta de la Federación Asturiana de Concejos a la consejería de Medio Ambiente, es lo que ha llevado al grupo municipal de Somos a preguntar por el desarrollo de este tema en el pleno municipal. La edil Eva Fernández quiere explicaciones sobre el papel de Cogersa y la FACC en este asunto porque, entre lo mucho escuchado entremedias, también ha llegado a su conocimiento el interés de una empresa de Cantabria por hacerse con el servicio de recogida de animales en el Principado.