El Comercio

Semillas como tarjeta de presentación

Las tarjetas están hechas con material biodegradable respetuoso con el medio ambiente.
Las tarjetas están hechas con material biodegradable respetuoso con el medio ambiente. / MARIETA
  • Una copistería avilesina imprime su información comercial en papel que se puede sembrar para obtener manzanilla

La crisis y la competición entre negocios cercanos geográficamente han hecho aflorar las técnicas de marketing más variopintas y originales vistas hasta la fecha. Lejos quedan los 2x1 o los descuentos; ahora los comerciantes van más allá en la búsqueda de fórmulas que les permitan atraer a más clientela. Avilés no se queda atrás en la presencia de innovadores, e incluso modestos comercios locales presentan novedosos métodos de atracción de clientes. Es el caso de 'La Luna Digital', copistería que desde hace diez años tiene en funcionamiento sus impresoras en la ciudad y que desde hace apenas unos días reparte tarjetas hechas en papel de semillas de manzanilla.

«Los dos primeros años, cuando estábamos en el local de La Ferrería, iba todo sobre ruedas, de hecho aquello se nos quedó pequeño y por eso cambiamos de ubicación a la actual en Galiana, pero cuando explotó la burbuja inmobiliaria nuestro trabajo se vio seriamente resentido porque hacíamos muchos planos a los arquitectos», confiesa el comerciante Roberto Alonso. Fue entonces cuando la idea de negocio dio un giro de 180 grados y abrió sus miras a algo más que la encuadernación y los proyectos inmobiliarios. «Ahora la mayor parte de nuestro trabajo se centra en la cartelería, la rotulación y la papelería», explica el dueño de una tienda que sabe aprovechar a la perfección su situación privilegiada entre los colegios San Nicolás y Palacio Valdés.

Pero Roberto Alonso, como buen comerciante, sabe que nunca se puede dejar de pensar en nuevas ideas para atraer a más clientela. Así, desde hace unos días 'La Luna Digital' se promociona mediante unas tarjetas que ya a la vista resultan llamativas: de tacto rugoso, se puede ver entre el grueso papel la presencia de semillas. «Esta tarjeta contiene semillas, si la plantas y la cuidas crecerán de ella flores de Manzanilla», reza el trozo de papel en el que además aparecen los datos de la tienda. «Es sencillo de hacer, pedimos unas cartulinas A4 por internet y las cortamos e imprimimos aquí», comenta el propietario, quien asegura que «pese a que el material es un poco caro, compensa porque es una forma fácil de distinguirte del resto de locales y conseguir llamar la atención».

Lo cierto es que, para la propia sorpresa de Roberto y de su empleado Nacho Bagüés, la fama de las tarjetas ya ha trascendido en tan pocos días. «Dos personas se han acercado exclusivamente a preguntar e interesarse por ellas, es muy curioso y estamos muy satisfechos», afirman. Este tipo de papel biodegradable y 'ecofriendly' está comenzando a hacerse un importante hueco en el mercado, sobre todo en forma de invitaciones de boda y en campañas de marketing y publicidad, donde cada día más usuarios y compradores valoran positivamente que las empresas tomen medidas respetuosas con el medio ambiente. Las tarjetas de 'La Luna Digital' son la solución perfecta para no desperdiciar la celulosa y darle así un uso definitivo y provechoso tras su utilización.