El Comercio

La alcaldesa pone en valor lasolidaridad avilesina ante elministro saharaui de cooperación

Mariví Monteserín saluda al ministro saharaui.
Mariví Monteserín saluda al ministro saharaui. / MARIETA

La alcaldesa, Mariví Monteserín, mantuvo ayer una reunión con el ministro saharaui de Cooperación, Bulahe Sid Mohamed Fadel, en la que puso en valor la solidaridad avilesina con los campamentos de refugiados a través de distintos proyectos, algo que Bulahe Sid agradeció y especialmente la cooperación con la wilaya de El Aaiún, con la que Avilés está hermanada desde 1995.

Monteserín destacó el trabajo de sensibilización que se realiza en varios colegios del municipio a través del hermanamiento escolar solidario, que contribuye a reforzar la relación entre los niños avilesinos y los saharauis. En concreto, el Colegio de Sabugo está hermanado con el Colegio Córdoba en el Sahara, el Palacio Valdés con el Cantabria, el de Villalegre con el Hadiya, el Llaranes con Mahayub Hadir, el Poeta Juan Ochoa con el 8 de Marzo, el Apolinar García Hevia con Ali Omar y el de San Cristóbal con Salca Chafi, ambos de educación especial. «En todos ellos se han llevado a cabo distintas actividades donde se implicaron alumnos, padres y el profesorado impulsando el conocimiento, respeto y solidaridad hacia el pueblo saharaui», señaló la alcaldesa.

Además, recordó también los proyectos que se han llevado a cabo en la wilaya de El Aaiún en estos años como el apoyo a la reconstrucción de una escuela, el mantenimiento de una granja ovina, la dotación de un grupo electrógeno para otra escuela, la creación de la escuela taller de carpintería o ayudas de emergencia para alimentación, entre otras.

La Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui ha recibido este año 16.640 euros de un proyecto para facilitar alimentos a personas mayores en la wilaya de Bojador dentro de la convocatoria de las subvenciones de Cooperación Internacional que cada año concede el Ayuntamiento. Y a todo ello hay que sumar la colaboración con el programa Vacaciones en Paz y las becas a estudiantes saharauis para que completen sus estudios en Asturias.