El Comercio

«No se llevaron nada, todo lo que hay es legal»

Cerrada por vacaciones desde el día 3, Nutripro Vitality reabrió ayer, como estaba previsto.
Cerrada por vacaciones desde el día 3, Nutripro Vitality reabrió ayer, como estaba previsto. / MARIETA
  • La tienda fue registrada por la Policía Nacional en el marco de una operación a nivel nacional contra la venta de sustancias anabolizantes

  • Nutripro Vitality reabre tras las vacaciones y su dueño dice que «lo único que requisaron fue un móvil»

«No se llevaron nada y tampoco había nada que se pudieran llevar. Todo lo que hay aquí es completamente legal», subrayó ayer Guillermo Suárez, propietario de Nutripro Vitality, tienda especializada en suplementos nutricionales para deportistas sita en la calle de González Abarca y del gimnasio Kronos, en Piedras Blancas, orientado al culturismo, entre otras actividades deportivas.

Ambos establecimientos fueron registrados el pasado miércoles por agentes de la Policía Nacional desplazados al efecto desde Madrid en el marco de una operación a nivel nacional contra la venta de sustancias prohibidas, como anabolizantes. Se llevó a cabo en varias localidades de Asturias, entre ellas Gijón y Arriondas, con un saldo de cuatro detenciones.

Suárez insiste en el mensaje. «No encontraron nada. Lo único que requisaron fue un teléfono móvil, nada más. No me han impuesto ninguna medida cautelar ni nada parecido. De hecho la tienda sigue abierta». Reabrió ayer martes, tal y como estaba previsto. El día del registro permanecía cerrada por vacaciones. Llevaba así desde el día 3, según anunciaba un cartel pegado en la puerta y claramente visible.

El gimnasio de Piedras Blancas «ya lo habían registrado otras dos veces y nunca encontraron nada. El otro día tampoco». Una vez los agentes finalizaron su tarea «la puerta siguió abierta y las actividades continuaron llevándose a cabo con absoluta normalidad», explicó Suárez.

La Policía se personó ante la puerta de la tienda sobre las once de la mañana. Eran al menos seis agentes, de uniforme y de paisano, y accedieron al interior tras forzar la verja y la puerta de acceso. El registro se prolongó durante cerca de dos horas y cuando los agentes abandonaron el local uno de ellos portaba una bolsa. «No sé qué se llevaron ni qué vinieron a buscar. Mi hijo está de vacaciones y a mí no me explicaron nada. Lo único que sé es que rompieron la verja y la puerta y que revolvieron todo lo que quisieron y más», dijo la madre, presente durante la intervención policial.

Suárez ni confirmó ni negó que fuese uno de los detenidos. «No puedo decir nada. El asunto está en manos de mi abogado y me dice que mantenga silencio», dijo al respecto. Según figura en el escaparate, Nutripro Vitality está especializada en «preparaciones deportivas, control de peso, entrenamiento personal y equipo de competición», el Kronos Nutripro Vitality Avilés.

Entrena en el Kronos Gym, y a lo largo de los últimos meses ha participado, con buenos resultados, en el campeonato de Asturias de fisioculturismo y fitness, en I Open Wolf Nutrition, en el Open Interregional Muscle Power de San Sebastián y en el Campeonato Norte de España celebrado en Bembibre (León).

Gijón y Arriondas

El gimnasio Charly, sito en la gijonesa calle de Marqués de Casa Valdés, también fue registrado ese mismo día. Su propietario, Fernando González, negó cualquier relación con la venta de sustancias prohibidas. «No encontraron nada. No me puedo hacer responsable de lo que consuma o deje de consumir un usuario, pero en mi gimnasio no hay sustancias de esas porque no las tolero. Está limpio», aseguró.

Las declaraciones de José Ángel Fernández, propietario de la tienda Sella Nutrición, en Arriondas, se orientan en la misma dirección. «Aquí no se vende ninguna sustancia ilegal, la Policía no ha venido a inspeccionarnos y nos están machacando». Apunta que «a los que cogieron en Arriondas son personas que lo venden por su cuenta, no en una tienda física. A nosotros nos están perjudicando mucho por ser la única tienda de Arriondas que vende productos para deportistas».

La operación policial se centra en ambientes de culturismo, gimnasios y tiendas de suplementos nutricionales en los que las fuerzas de seguridad sospechan que se pueden comercializar productos prohibidos.

La investigación corren a cargo de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Judicial de Madrid, y está dirigida por un juzgado de instrucción de Madrid con el apoyo técnico de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y de la brigada de la Policía Judicial.

Sigue abierta, y no se descarta que en los próximos días se lleven a cabo nuevos registros o se produzcan más detenciones.