El Comercio

El Colegio de Arquitectos presenta sus alegaciones al Plan del Casco Histórico

  • El estudio Esteno plantea por otra parte aprovechar las huertas traseras de Galiana para generar espacios públicos y un parking subterráneo

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias presentará hoy jueves su documento de alegaciones al Plan Especial de Reforma y Mejora del Casco Histórico de Avilés. La cita es en el Centro de Servicios Universitarios, en la calle de La Ferrería, desde las 19 a las 21 horas.

El documento de la organización gremial ha sido elaborado por un colectivo de 23 arquitectos, integrado en el Grupo de Urbanismo de Avilés creado el pasado julio por la organización colegial.

El documento, que ya avanzó LA VOZ DE AVILÉS, apoya algunas de las propuestas recogidas por el documento como es el caso de la recuperación de La Muralla medieval. Al tiempo, los arquitectos rechazan otras cuestiones como la posibilidad de incrementar la altura del edificio de La Parra, al considerar que la estructura actual reproduce el volumen de los almacenes de sal que, históricamente, se encontraban en ese lugar. Además, consideran que ese aumento iría en contra de la recuperación de la muralla.

Desde el Colegio de Arquitectos también se discrepa en otros aspectos como el aparcamiento subterráneo en la zona de Los Alas, aunque existe una importante discrepancia de criterios. El Ayuntamiento lo plantea como una opción pensada para los residentes mientras que el colegio basa su rechazo en el uso en rotación.

De forma paralela, se van conociendo detalles de las demás alegaciones presentadas y que, actualmente, se encuentra en fase de estudio por parte de los técnicos municipales.

Una de las propuestas presentadas partió del estudio Esteno, integrado por cuatro arquitectos. Su idea principal es aprovechar las huertas traseras de las viviendas, uno de los retos que también recoge el Colegio de Arquitectos. En el caso de Esteno, se defiende intervenir en esos espacios para generar nuevos espacios públicos y avanzar en el concepto de 'ciudad-jardín'.

La propuesta detalla las posibles actuaciones en un lugar concreto: el callejón entre Galiana y el Hospital Avilés (aunque la alegación mantiene su anterior nombre). Se trata de 25 fincas diferentes, con una superficie total de 5.000 metros cuadrados según las estimaciones de Esteno.

La forma de conseguirlas sin castigar las arcas públicas sería compensando la cesión de los espacios a cambio de edificabilidad, permitiendo regular alturas de los edificios o los fondos de sierra en la zona. Además, sugieren sumar esas traseras con la parte posterior del Hospital Avilés para construir un aparcamiento subterráneo con una capacidad de 400 plazas. Su principal mercado sería los residentes.

Esteno también sugiere utilizar las bases de datos termográficas, como las suyas, para localizar infraviviendas en el centro histórico.