El Comercio

Ruma Barbero, el ferviente defensor de un patrimonio en peligro de extinción

Ruma Barbero durante la presentación de su novela gráfica.
Ruma Barbero durante la presentación de su novela gráfica. / MARIETA

«En Asturias tenemos un patrimonio de más de 1.000 años de historia que puede desaparecer», asegura Ruma Barbero, artista polifacético muy conocido en la región por su trabajo creativo y por ser un ferviente defensor de la cultura asturiana. Ayer participó en las Jornadas del Cómic de Avilés para presentar su última novela gráfica 'El viaze a la lluz', que como el resto de su obra está escrita en bable. Esta historia le ha servido para alzarse por segunda vez con el premio Alfonso Iglesias de Cómic 2015, categoría en la que ya triunfó en 2009.

En esta ocasión presenta un relato que se asienta en los años cincuenta del siglo pasado y se nutre de las historias de postguerra que él mismo ha escuchado de la boca de sus familiares. «Refleja el período de represión política y adoctrinamiento religioso que mi propia familia vivió, así como muchas otras familias asturianas y españolas, la historia es fácilmente extensible aunque se centre en Asturias», comentó Barbero durante la presentación. «Mi abuela veía a un Guardia Civil a cien metros y ya se ponía enferma», bromeó el artista a modo anecdótico.

Cuando se le pregunta por la cuestión asturiana, Ruma Barbero se muestra tan combativo como siempre. «No nos terminamos de creer el patrimonio lingüístico que tenemos y no somos conscientes de todas las formas de las que lo podríamos explotar», aseguró sin una intención más clara que la de seguir colaborando a mantener esta herencia con sus creaciones artísticas.