El Comercio

34 litros de lluvia por metro cuadrado en una hora inundan la ciudad y cierran cinco calles

vídeo

Un empleado abandona su puesto al no poder entrar a su empresa en Llano Ponte. / B. MENÉNDEZ

  • Los servicios de emergencia se vieron durante horas desbordados para atender las incidencias en el centro y en algunos barrios

  • Los comercios de Llano Ponte sufren las peores consecuencias del temporal

Llueve habitualmente en Avilés, pero pocas veces con tanta intensidad como lo hizo ayer, con más de 75 litros por metro cuadrado en unas doce horas, 34 de ellos de tres a cuatro de la tarde que coincidieron con una pleamar alta, de 3,9 metros a las 16.15 horas. Para entonces ya se habían desencadenado decenas de incidencias en gran parte de la ciudad e inundaciones en calles como Llano Ponte, cuyos comerciantes estuvieron achicando agua hasta última hora de la tarde. Policía Local y Bomberos se desdoblaron, incapaces de llegar a todos los lugares conflictivos en los que se fueron sucediendo las inundaciones, que obligaron a cortar el tráfico en cinco calles, desde las tres a las ocho de la tarde, la mayoría de ellas. La fuerte presión del agua rompió parte del asfalto a la altura del número 15 de la calle de El Quirinal y provocó el levantamiento de diversas tapas del alcantarillado dañando numerosos vehículos.

fotos

  • Avilés, anegada por las aguas

  • Consulte aquí la previsión del tiempo en Asturias

  • FotosJueves otoñal en Asturias

  • El agua colapsa la plaza de Los Oficios

  • Una pareja, en lancha por las calles de Avilés

Es el resumen de una jornada lluviosa que se convirtió en caótica a partir de las tres de la tarde, cuando el agua cayó con más fuerza. Ayer en Avilés fue el municipio en el que más llovió de Asturias, más del doble que en otros lugares. Los ciudadanos inmortalizaron con sus teléfonos móviles la situación y las redes sociales se llenaron de imágenes que registraron hasta momentos de humor. El vídeo de un par de jóvenes en una balsa neumática en navegando en la calle de Llano Ponte, ante la atenta mirada de decenas de vecinos, va camino de convertirse en viral.

Entre los espectadores no estaban los indignados comerciantes de Llano Ponte, a los que la lluvia sacó de sus domicilios a las tres de la tarde para paliar, en la medida de lo posible, desperfectos de los que algunos ya calculan que tardarán en recuperarse un mes. «Siento un cabreo, una rabia, una impotencia», se lamentaba ayer el fotógrafo Javier Granda, que aseguraba haber perdido todos los equipos informáticos. «El agua nos llegaba hasta la rodilla y encima, a pesar de que la policía intentó cortar el tráfico, los coches siguieron pasando y de nada servía lo que achicábamos porque las olas que formaban nos entraban en la tienda». Residente en la calle desde la infancia, asegura que estas inundaciones, las del año pasado y las de ayer, «se producen desde que se hizo la obra en Los Oficios». Aseveración que comparten muchos otros como el librero Pedro Menéndez, con parte de la mercancía destrozada.

Aparte de esta calle, se cortó la artería de la ría, la N-633, desde la glorieta de Los Canapés hasta la calle Conde de Guadalhorce, la del Muelle, el puente del Reblinco y la calle Quirinal, donde el reventón de una tapa de alcantarillado quebró el asfalto a la altura del número 15.

El agua entró también en locales, garajes y viviendas de El Pozón, de la avenida San Agustín, la calle Pruneda, el asilo de San Cristóbal, en la glorieta de Los Oficios, en los números 17 y 25 de Doctor Graíño, en el 2 de la avenida de Lugo, en la Escuela Oficial de Idiomas, en el número 11 de la avenida de Alemania, en la calle de Victoria Kent, El Quirinal 17 y 30, en la calle San José Artesano 10, en la avenida Santa Apolonia 150, en la calle Juan Ochoa, en la plaza del Vaticano, la calle Marcos del Torniello 3, Las Artes con Llano Ponte, el 21 de Cervantes, la calle Carreño Miranda, Santo Domingo 25 (Miranda), La Paz 21, calles Río Arganza y Río Agrera, Rivero 108 y 112, Valdés Salas, Eloy F. Caravera, Fernando Morán, Orejas Sierra 3, calle Santa Cecilia, el Hospitalillo, calle Legorburu, El Cueto 3, David Arias y el polideportivo de La Magdalena. Además, obligó a cerrar el centro comercial El Atrio de 15.30 a 17 horas tras desprenderse parte del techo del supermercado e inundarse un establecimiento de la planta superior.

Temas