El Comercio

El tráfico portuario cae un 7,8% por la bajada de los graneles

El puerto de Avilés cerró agosto con un movimiento de 3.043.547 toneladas, lo que representa una disminución anual de los tráficos del 7,81% después de un mes que, tradicionalmente, es malo para la actividad portuaria, aunque el año pasado fue excepcionalmente bueno al entrar ya los cargueros con blenda para Asturiana de Zinc en agosto.

De hecho, si se compara los tráficos del puerto de agosto de este año con el de 2015 la caída es del 37,12%. La bajada se produce en todos los sectores, alcanzando en los graneles, tanto sólidos como líquidos, porcentajes del 38% en ambos casos. La caída afecta a todos los ámbitos portuarios. Desde la pesca fresca, con un 27,98% de reducción en los movimientos, a la mercancía general, con unos dígitos negativos del 33,78%.

Con todo, el inicio en este mes de septiembre de la campaña de blenda por parte de Asturiana de Zinc, uno de los principales clientes de la Autoridad Portuaria de Avilés, apunta a que el puerto se acercará cuando finalice el ejercicio, como sucedió el pasado año, a los cinco millones de toneladas, manteniendo así su estabilidad financiera y beneficios.

A comienzos de este mes de septiembre, la diferencia de movimientos entre ambos ejercicios es de 300.000 toneladas.